El Frente Nuevo Encuentro volvió a avalar la gestión de Cristina

BUENOS AIRES- El titular de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, aseguró, en el acto que se realizó en el estadio de Atlanta, que la fuerza política que él encabeza “está a disposición de la Presidenta” y planteó que el desafío de todas las agrupaciones políticas que conforman Unidos y Organizados «es que las convicciones de Néstor (Kirchner) y Cristina (Fernández de Kirchner) queden en la Casa Rosada después de diciembre de 2015”.

El también titular de la Autoridad de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) fue el principal orador de un acto que reunió a más de 30 mil militantes -según el cálculo de los organizadores-, bajo la consigna “Cristina, Presente y Futuro”, en el que el Frente Nuevo Encuentro volvió a poner de manifiesto su apoyo a la gestión y la conducción de la Presidenta de la Nación.

«El kirchnerismo es el pensamiento popular y revolucionario del siglo XXI que nació para quedarse», destacó Sabbatella durante ante un estadio colmado al que también se acercaron funcionarios nacionales y dirigentes de otras agrupaciones kirchneristas que componen el espacio Unidos y Organizados.

Además destacó que fue Nestor Kirchner el que “enterró la estructura de la resignación y puso la utopía en el presente de la transformación y en la esperanza del futuro. Y eso nos enamora”.

“Lo que hizo Néstor fue llenar de convicciones la Casa de Gobierno”, enfatizó el dirigente de Nuevo Encuentro frente a militantes, funcionarios y dirigentes del Frente para la Victoria. “Hay proyecto popular, democrático, nacional y revolucionario para rato”, agregó.

Fue en ese contexto, y en el punto más encendido de su discurso, que exhortó a la militancia kirchnerista de Unidos y Organizados a “crear kirchnerismo en cada región del país”, porque “el desafío es que las convicciones de Néstor y Cristina se queden en la Casa Rosada después del 2015”.

Las primeras filas frente al escenario estuvieron ocupadas por el Secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, el ministro de Trabajo Carlos Tomada, el ministro de Defensa, Agustín Rossi y el Gobernador de Entre Rios, Sergio Urribarri.

También estuvieron los diputados Julián Dominguez, Roberto Felleti, Andrés Larroque, Leonardo Grosso, Mayra Mendoza, Horacio Pietragalla, Marcos Cleri, y los dirigentes Luis D’Elía y Milagros Sala, entre otros referentes del kirchnerismo.

En ese marco, el ex intendente de Morón reiteró: “Somos orgullosamente kirchneristas, defensores del proyecto nacional y soldados de la Presidenta, porque nos enamora lo que hemos logrado y porque además sabemos que lo que falta se logra solamente con este proyecto y con Cristina a la cabeza”.

Además reafirmó su pertenencia política al explicar que desde Nuevo Encuentro se enamoraron “del kirchnerismo, porque con este proyecto que conduce Cristina es posible construir un país con todos adentro, sin que nadie quede afuera”.

“El 10 de diciembre de 2015 Cristina deja de ser la Presidenta, pero no deja de ser la líder de este movimiento político que tiene el rol histórico de seguir defendiendo los intereses del pueblo por muchos años más”, sentenció.

Sabbatella definió al acto como “la fiesta de la militancia» que «recuperó la alegría, los ideales, las convicciones”, y afirmó que “la alegría militante es un rasgo de identidad constitutivo del conjunto de los espacios kirchneristas”, tras lo cual recordó los actos realizados por la juventud en el Luna Park, en Ferro Carril Oeste (Movimiento Evita) y en Argentinos Juniors (La Cámpora).

El de la Afsca también se definió como “orgullosamente desacatado”, criticó a las fuerzas opositoras, a las que acusó de “soñar con un fin de ciclo” y de querer que “el país retroceda, ya que quieren una democracia para pocos y recuperar sus privilegios”.

“Los buitres de afuera y de adentro tienen intereses en común y vienen por todo lo que hemos crecido”, fustigó Sabbatella, quien sostuvo que la oposición, junto a los grupos concentrados, “quieren volver a poner al pueblo de rodillas ante las corporaciones”.

El diputado nacional por Nuevo Encuentro, Carlos Heller, quien precedió a Sabbatella en el uso de la palabra, definió al encuentro desarrollado en el estadio ubicado en el barrio porteño de Villa Crespo como un acto “intergeneracional”.

En un discurso crítico a ciertos referentes con aspiraciones presidenciales, marcó que “estos son tiempos de definiciones. Queremos que nos empiecen a hablar sobre qué quiere decir esto de seguir con continuidad este modelo o cual es el cambio”, en alusión a eslóganes y propuestas de algunos candidatos.

En esa línea, agregó que “asustan” algunas declaraciones de dirigentes que no están de acuerdo con ponerle limites a la mano invisible del mercado.

Además de los discursos, la jornada contó con shows de artistas populares y videos que se proyectaron en las dos pantallas gigantes dispuestas a los costados del escenario, en los que fue repasada la historia del kirchnerismo con fragmentos de discursos de Néstor y Cristina Kirchner.