Una maternidad de Avellaneda lleva siete años formando a sus trabajadores en la crianza con ternura

Aviso publicitario
banner dia verde moron

 

El proyecto de ley para la Crianza con Ternura y Buen Trato, que fue presentado hoy por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, incluye entre sus antecedentes el programa de crianza con ternura del hospital materno infantil “Ana Goitía” del partido bonaerense de Avellaneda, que desde 2014 capacita a todos sus trabajadores para acompañar de manera integral a los bebés que nacen en ese centro de Salud y a sus familias.

La presidenta del consejo de administración del hospital materno infantil Ana Goitía, Ana Cafiero, dijo a Télam que “este proyecto de Ley para la Crianza con Ternura y Buen Trato es una iniciativa de la diputada Claudia Bernazza que tiene décadas de experiencia de trabajo con casas del niño y crianza comunitaria, y recoge experiencias de muchos espacios que trabajan en ese sentido como lo hacemos nosotros”.

“El proyecto de crianza con ternura del hospital Ana Goitía comenzó en 2014 a través de la experiencia de una pediatra brasileña que había vivido muchos años en Ecuador que venía trabajando en un modelo de de crianza para favorecer el desarrollo integral de niños y niñas para superar al modelo de crianza patriarcal que predomina en América Latina y está muy vinculado al miedo al castigo y al ninguneo de las infancias”, recordó.

Cafiero sostuvo que “el modelo de crianza patriarcal replica en los niños los mismos mandatos que sufrieron sus padres y los expone a muchísimas situaciones de vulnerabilidad y abuso. El modelo de crianza con ternura busca formar a los agentes del sistema de salud y acompañar a las familias para romper con esas lógicas”.

“El Ana Goitía es un hospital materno infantil y es muy común que jóvenes, que son padres o madres por primera vez, se acerquen a contarnos que han sido criados en entornos violentos, o que sufrieron golpes o abandonos y pidiendo ayuda para no repetir esas conductas; para acompañar estas situaciones es que el programa de crianza con ternura forma a los trabajadores del hospital para que puedan escucharlos y derivarlos de la mejor manera al servicio de Salud Mental”, indicó.

Cafiero apuntó que “estas capacitaciones no son sólo para el personal que está abocado a atención directa de los padres y el recién nacido, sino que además alcanzan a los residentes en todas las especialidades, a las enfermeras, a los trabajadores de limpieza, a los camilleros, y al personal administrativo; en total son más de trescientas personas que están atentas a acompañar y orientar adecuadamente a las familias”.

“En distintos relevamientos han señalado que en Argentina y en toda América latina la mayoría de los adultos reconoce haber sufrido algún tipo de maltrato durante su crianza; hoy el modelo patriarcal todavía convive con las experiencias de crianza con ternura y por eso es muy importante fortalecer el desarrollo y la autoestima de niños y niñas porque sabemos que de esa manera se pueden prevenir muchos casos de violencia familiar”, advirtió.

“Hay una violencia hacia las infancias que está muy naturalizada, hoy todavía hay adultos que sostienen que ‘un buen chirlo no está de más’, o que defienden el anacronismo de que ‘la letra con sangre entra’. Todas estas cosas fomentan enormes desigualdades entre el mundo de los adultos y el de los niños”, señaló.

Cafiero detalló que “el programa del Ana Goitía incluye diez talleres en tres etapas en las que los trabajadores del hospital reflexionan sobre todas estas prácticas naturalizadas, las reconocen en sus propias experiencias y por último aprenden a estar atentos a las señales de estas crianzas violentas para acompañar adecuadamente a las familias”.

“El concepto de ‘Crianza con ternura’ se puede llamar de mil maneras diferentes, y hay muchas experiencias que avanzan en este sentido en Argentina y en América latina y que buscan proteger el desarrollo de niños y niñas con respeto a todos sus derechos”, remarcó.

En este sentido añadió que “sobre esta problemática hay una demanda latente que no está expresada ni verbalizada, ni vamos a ver expresiones callejeras, pero que es algo primordial para la salud, para la felicidad y para construir una sociedad más justa”.

“Que este proyecto de Crianza con ternura se convierta en ley no solo rescata el valor de esta experiencia del hospital y las de otro tipo de organizaciones, sino que las pone a disposición de todos los niños y niñas de Argentina”, completó Cafiero.

El proyecto propone, en lo sustancial, reconocer y garantizar el derecho de niños, niñas y adolescentes a tener una crianza sin violencias y gozar de buen trato por parte de las personas adultas para el desarrollo de sus proyectos de vida.

La iniciativa reconoce y garantiza el derecho de las mujeres, personas gestantes, niños, niñas y adolescentes de contar con un ambiente adecuado durante su internación, asegurando la participación y la colaboración de la familia, los referentes afectivos y la comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA