Domínguez y Espinosa llevaron la campaña a Varela

FLORENCIO VARELA – Al ritmo de la marcha peronista, los precandidatos Julián Domínguez y Fernando Espinoza llegaron a Donato Álvarez y La Pulpera en Florencio Varela donde los esperaba el intendente Julio Pereyra. El jefe comunal fue el anfitrión y organizador de la ruta, que incluyó caminata por la plaza del kilómetro 26.

La caravana fue seguida por cientos de militantes pero también ciudadanos varelenses que se sumaron espontáneamente alrededor de la cabecera tanto a pie como en la fila de autos que superaba las 20 cuadras. También hubo tiempo para el intercambio de palabras de apoyo de parte de los vecinos y explicación de propuestas de trabajo por el lado de los precandidatos.

“Con Fernando queremos gobernar la provincia de la mano del pueblo. Hoy recibimos el acompañamiento de toda la ciudadanía, nos han expresado su apoyo, su aliento, los jóvenes nos transmiten su esperanza y sus ilusiones y también podemos dialogar las obras que aún quedan pendientes y que queremos realizar en la etapa que viene”, expresó Julián Domínguez.

Fue una caravana donde prevalecieron la alegría y el respeto, y también la paciencia y el ánimo de detenerse a dialogar con todos los vecinos que formaron parte del recorrido de más de 70 cuadras que representan el corazón del municipio.

Al finalizar, los precandidatos encabezaron un acto de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo, que se llevó a cabo en la sede de Cooperativas Florencio Varela. Allí, Julián Domínguez hizo hincapié en su propuesta de crear en el marco de la provincia de Buenos Aires un Ministerio de las Cooperativas. “Tanto las cooperativas del Gran Buenos Aires y las cooperativas del interior serán protagonistas del desarrollo en la provincia”.

Julián Domínguez remarcó: “Vamos a crear el Ministerio de Cooperativas y de Economía Social para poner al sector en un rol estratégico en el desarrollo provincial, revalorizando la solidaridad por sobre la competencia» y propuso «incorporar al sistema educativo la enseñanza del cooperativismo, para que los más chicos se eduquen en ese ejemplo”.

Asimismo  sostuvo que “Scioli le conviene a Buenos Aires y a la Argentina, para superar el umbral del desarrollo si industrializa su producción y transfiere conocimiento y tecnología a la pequeña y mediana industria», enfatizó Domínguez en su discurso, y agregó que «el cooperativismo es un modo de organización que fortalece las capacidades individuales para la producción, la inversión y la incorporación de conocimiento».

También aseguró  que «el futuro debe estar marcado por la expansión del sector cooperativo. Nos animamos a creer en la unión de esfuerzos y en la búsqueda de objetivos comunes, porque ahí está la posibilidad de continuar el crecimiento con desarrollo».

En ese sentido, el precandidato a gobernador sostuvo frente a cientos de cooperativistas de Buenos Aires: «No voy a gobernar como un lobo solitario. No soy un hombre de imposición, sino de diálogo y construcción colectiva. Creo en la oportunidad que tenemos de poner a Buenos Aires en la vidriera del mundo si ponemos nuestras capacidades al servicio de todos». Y concluyó: «La provincia necesita de hombres solidarios que construyan metas ambiciosas, y no de hombres aislados que reciten frases hechas».