Hasta el martes continúa el paro agropecuario provincial y nacional

BUENOS AIRES-  La Mesa Agropecuaria Bonaerense decidió extender el cese de comercialización de carnes y granos en la provincia de Buenos Aires hasta el próximo martes a las 24hs, «en virtud del paro nacional agropecuario» lanzado esta tarde por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA).

«En virtud del paro nacional agropecuario lanzado  por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, la Mesa Agropecuaria de la Provincia de Buenos Aires comunica que extiende la medida de fuerza lanzada el 31 de mayo pasado hasta el próximo 12 de junio a las 24 hs en consonancia con lo dispuesto por las entidades nacionales», indicó el nucleamiento en un comunicado.

En este sentido, expresó que «suma a los reclamos manifestados a raíz del impuestazo decretado por el gobierno bonaerense, todos los puntos que reclama la CEEA que necesita el sector agropecuario y que no han tenido respuesta aún del gobierno nacional».

En la conferencia de prensa que realizaron los dirigentes de las cuatro principales entidades gremiales agropecuarias -Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas, Coninagro, y Federación Agraria Argentina- afirmaron que no recibieron «hasta el momento» ninguna convocatoria de autoridades bonaerenses para dialogar el próximo jueves, como había informado en la víspera el jefe de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires, Alberto Pérez.

De todas maneras, el presidente de SRA, Hugo Biolcati, aclaró que «si la recibiéramos (la convocatoria), hasta que no termine la medida de fuerza no estamos dispuestos a sentarnos a hablar con nadie».

En este sentido, recordó que mientras el proyecto de reforma impositiva bonaerense se debatía en la Legislatura provincial, los dirigentes agropecuarios pidieron hablar con el gobernador bonaerense Daniel Scioli.

«Ni siquiera nos respondió. Ahora después de la enfrenta institucional que significa haber sacado por decreto el revalúo fiscal de los campos, nos vienen a decir que están abiertos los canales de diálogo», se quejó.