Cristina llegó a Caracas para despedir a Hugo Chávez

CARACAS-La presidenta Cristina Fernández de Kirchner arribó hoy Caracas para participar de las exequias del mandatario venezolano, Hugo Chávez, fallecido ayer a los 58 años.
El avión que trasladó a la jefa de Estado arribó al aeropuerto internacional de Maiquetía «Simón Bolívar» cerca de las 5.30 (6.30 de Argentina), y junto a Cristina viajó el presidente uruguayo, José `Pepe´ Mujica, y la primera dama Lucía Topolansky, además de una importante comitiva de funcionarios y legisladores argentinos.
Luis D´Elía, de la Federación de Tierra, Vivienda y Hábitat (FTV); el titular del Sindicato de Peones de Taxis y secretario Gremial de la CGT, Omar Viviani; Norberto Di Propero, secretario general de la Asociación del Personal Legislativo fueron algunos de los que viajaron hacia Caracas, Venezuela, para participar de las exequias del fallecido presidente Hugo Chávez.
También lo hicieron el secretario general de la CTA, Hugo Yasky; Martín Sabbatella, titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA); Edgardo Depetri, diputado nacional por el Frente Para la Victoria y Fernando «Chino» Navarro, diputado bonaerense y dirigente del Movimiento Evita.
Omar Viviani señaló antes de subir al avión: «vamos a viajar con Di Prospero de la CGT para despedir al comandante Chávez».
Sabbatella por su parte, consultado sobre cómo va repercutir esa pérdida, dijo que «ahora hay que transformar este dolor y esta tristeza en una fuerza muy profunda que se pueda transmitir al pueblo venezolano y a quien le toca encabezar, que es Nicolás Maduro.
«Hay que profundizar la integración regional y el trabajo que vienen realizando los presidentes comprometidos con una Patria Grande como la que soñaba San Martín, Bolívar, Artigas y O´Higgins, con el ejemplo de Chávez, de Néstor y de otros líderes latinoamericanos, señaló el titular del AFSCA.
Yasky expresó que «hay reconstruir y fortalecer la unidad de la región, tomando como ejemplo el 2005 cuando se le dijo no al ALCA y Chávez jugó un papel fundamental, creo que fue un patriota que deja un surco enorme en la historia. Es el mandato que nos dejaron Chávez y Néstor Kirchner».
«Venezuela ha sido un aliado fundamental de la Argentina, con Brasil, Uruguay y Bolivia que están en sintonía política y económica», continuó el referente de CTA.
«Esto sin duda alguna es un desafío porque hay que fortalecer el camino que los pueblos iniciaron», sostuvo Iasi, quien finalizó diciendo que «hay un proverbio chino que dice que cuando uno tropieza y no se cae avanza dos pasos y creo que este es el momento de mostrar eso, el pueblo venezolano, yo sé, va a encontrar el camino».
Mientras tanto en el país una multitud continuaba esta madrugada de vigilia frente a la Casa Patria Grande-Presidente Néstor Carlos Kirchner,
Militantes de La Cámpora, Kolina, la Corriente Nacional Martín Fierro, el partido MILES, Los Kumpas de José C. Paz y CNP 25, agitaban sus banderas y entonaban cánticos a modo de despedida del líder venezolano.
La Casa Patria Grande, que fue inaugurada en febrero del 2011 como un espacio para la «integración latinoamericana» por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y sus pares José Mujica de Uruguay y el entonces presidente paraguayo, Fernando Lugo, se mantenía en la madrugada desbordada de gente y completamente embanderada.
Juan, de Vatallón Militante, del barrio porteño de Villa Ortúzar, dijo que «la muerte, aunque suene poético, es una instancia que puede llegar a ser lo mejor que le puede pasar a una vida. El pueblo está presente y de pie. Ya vivimos esto con Néstor y demostramos que todo puede llegar a ser hasta mejor de lo que era antes».
Mientras que para Ignacio, que llegó del Conurbano bonaerense e integra el Frente Transversal, «el comandante era un patriota, uno de los grandes libertadores del siglo pasado y el que comenzó la estocada contra el neoliberalismo, por eso es muy importante venir a despedirlo».
Hernán de La Cámpora, que reside en la porteña Comuna 9, aclaró que «la muerte de Chávez nos convoca a todos porque lo sentimos como nuestro dentro de la unidad latinoamericana. Nos solidarizamos con el pueblo venezolano porque nos pasó lo mismo con nuestro líder».
Matías, de la Universidad Nacional Arturo Jauretche de Florencio Varela, al ser consultado opinó que «Hugo Chávez significó, al igual que Néstor en Argentina, esta unificación de la Patria Grande. Aquello que pensó Perón en su momento, hoy los jóvenes estamos convencidos de que es necesario».
Sobre los efectos políticos que puede tener esta pérdida, Ignacio opinó que «la muerte de una figura tan convocante incluso puede llegar a impulsar un poco más a los gobiernos nacionales y populares en toda Latinoamérica».
«La calle en Venezuela está mucho más encendida que acá, creemos que puede repercutir para mejor, las últimas encuestas habían dado que Maduro le estaría ganando a Capriles por 15 puntos. Esto va a generar más votos para el chavismo», afirmó Juan.
Hernán sostiene que «se nos fue uno de los grandes líderes que ahora acompaña a Néstor allá arriba, pero también sabemos que el pueblo está movilizado, que siempre trabajo para los humildes y no para la oligarquía y que dejó cuadros armados para poder sostener el proyecto. Nos quedamos tranquilos porque los venezolanos van a referenciarse en Nicolás Maduro».
Juan dio su opinión: «van a intentar hacer lo que intentaron hacer a lo largo de la historia, pero los pueblos estamos conscientes, comprometidos y unidos, y vamos a ir por todo».
«Sin duda que se nos viene el imperio encima, van a hacer todo lo posible por romper la unidad latinoamericana», afirmó Amalia del barrio de Lugano y agregó que «esto que vemos hoy de toda esta gente que está acá que no tiene más de 30 años -yo tengo 46- me parece maravilloso, porque son ellos los que van a seguir y la unidad no se va a romper porque están los pibes».
Merlín, oriunda de Venezuela, por su parte dijo que «los venezolanos estamos lo suficientemente maduros para comprender que no depende de un solo hombre y creo que el proyecto que encabezó Chávez lo sobrepasará. Además nosotros nos vamos a encargar de que esa semilla que él sembró crezca y dé frutos suficientes para alcanzar a todas aquellas regiones que aún no ha llegado la revolución».
Finalmente agregó que «estamos confiados y contentos, porque él fue el iniciador de algo que no lo vamos a dejar morir».