Charly y Nito volvieron a cantar como Sui Generis en Mar del Plata

MAR DEL PLATA- Charly García y Nito Mestre, que en los ’70 formaron el mítico dúo Sui Géneris, recibieron ayer un homenaje de la comuna marplatense con una estatua de bronce en pleno centro de la Ciudad, donde volvieron a juntarse y tocaron dos de sus más grandes éxitos de sus primeras épocas.
El monumento está situado en Rivadavia y Santa Fe, donde comenzó el exitoso camino del dúo, y en donde, también, en esta ocasión se montó un escenario desde el que los músicos hablaron y tocaron, con la sola compañía de una guitarra acústica, los recordados temas «Aprendizaje» y «Canción para mi muerte».
«Queremos agradecer a todos por este homenaje y un recuerdo grande al Flaco Spinetta», comenzó diciendo Mestre, mientras Charly, agregaba: «Nunca imaginé que me harían una estatua por repartir volantes, tocar rocanrol y fumar porro».
García leyó un escrito con agradecimientos y alguna frase subida de tono, como la que alguna vez utilizara «mi amigo», dijo, Diego Maradona: «que la chu…».
Como en sus recordadas épocas de desenfado, Charly pidió «silencio, público», mientras leía su «proclama», e hizo un reconocimiento a otro celebrado dúo, «Pedro y Pablo», por dejarlos ser alguna vez sus teloneros.
«Decían: ‘estos pibes son el futuro'», recordó un agradecido García.
Su último reconocimiento se lo dedicó «a la Ciudad», que según dijo, «fue el escenario y la protagonista de una película donde otra vez ganamos los buenos».
«Esto lo festejo por mis amigos, pero más por mis enemigos», lanzó por último Charly.