Correa recibió premio en la Facultad de Periodismo de La Plata

LA PLATA- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró que en América Latina cualquier regulación a los medios de comunicación “es satanizada como un atentado a la libertad de expresión” y sostuvo que es necesario “democratizar la propiedad e independizarla del capital” porque la información es un bien público.
“Cualquier regulación es satanizada como un atentado a la libertad de expresión, cuando lo que proveen es un bien indispensable y un derecho que nadie te puede quitar y que no puede estar sujeto a la lógica de mercado”, graficó.
Correa formuló estos conceptos al recibir en La Plata el premio Rodolfo Walsh que le otorgó la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad platense, en la categoría de Presidente Latinoamericano por la Comunicación Popular.
Ante cientos de jóvenes, estudiantes y militantes de organizaciones populares, Correa les pidió que “luchen para liberar a la libertad de expresión de la dictadura del capitalismo” porque “eso no lo podemos hacer desde el sector político porque es fácil deslegitimarnos y todo se reduce a que queremos acumular poder, tapar la corrupción o somos intolerantes a las críticas”.
Correa trazó un panorama de los medios en Ecuador desde el 2005, donde aseguró que “5 de los 7 canales eran propiedad de extranjeros y teníamos una campaña mediática impresionante cuando queríamos tomar alguna medida, por ejemplo bancaria”.
“Muchas veces los negocios de la comunicación se encontraban vinculados íntimamente con otros intereses empresariales distintos a la comunicación: invertían en comunicación no para informar sino para defender los intereses del emporio”, graficó.
Sostuvo que esos medios “no entienden que las verdades a medias son doble mentira y dicen que debemos tolerar la mentira en nombre de la libertad de expresión” y precisó que en Ecuador hay tres tipos de noticias “las que publican de vez en cuando para decir que informan, las que nunca publican y las que inventan”.
Insistió en que el problema de fondo “es la forma de la propiedad de los medios pese a la ética y el profesionalismo de cierta parte del periodismo” y aseguró que desde que se inventó la imprenta “la libertad de prensa no es otra cosa que la voluntad del dueño de la empresa”.
Correa aseguró que “tenemos que democratizar los medios, independizarlos, que sean medios públicos sin fines de lucro y exigir una información plural, veraz, chequeada y sin censura previa” y sostuvo que no se puede aplicar la ley de mercado.
“La teoría de mercado se basa en que las empresas tendrán que competir para beneficiar al consumidor pero en el caso de la información ocurre lo contrario porque jamás vi tanto poder de cuerpo en los medios privados: no hay competencia sino colusión porque protegen sus intereses mutuamente”, destacó.
Correa reconoció que en Ecuador se “ha avanzado bastante” y dijo que “hoy el gobierno tiene credibilidad y apoyo popular frente a los medios mercantilistas que antes sacaban y ponían gobernantes”.
Citó como ejemplo la nueva Constitución de 2008 que prohíbe a los bancos tener acciones en los medios y aseguró que “significó un golpe a la médula de la estructura de poder, a la unión incestuosa de poder financiero y mediático”.
Sin embargo, sostuvo que aún “tiene un poder inmenso y son actores políticos con una gran contradicción: tienen un descarado involucramiento en la política pero no toleran respuestas políticas y si nos difaman es libertad de expresión, pero si el presidente contesta es ataque a la libertad”.
La decana de la Facultad de Periodismo, Florencia Saintout aseguró que el reconocimiento a Correa tiene que ver con que “es uno de los referentes que con mayor solvencia ha puesto el dilema y la dicotomía en la función que tienen los medios de comunicación, que se creen dueños de la verdad, y que tienen finalmente un fin de lucro, en oposición a la comunicación de los pueblos”.
Durante el acto, que se realizó en la sede que la Facultad tiene en el bosque platense, estuvieron presentes el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto; la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto; el ministro de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni; y el coordinador de Asuntos Técnicos de Presidencia, Rafael Follonier, entre otros.