Operativos nocturnos con clausuras de boliches y megafiesta

 

LA PLATA-  Inspectores bonaerenses clausuraron este fin de semana, por consumo de alcohol por parte de menores o falta de licencia, cuatro boliches bailables, dos bares, un comercio y una fiesta privada con 4500 asistentes.

Además, durante los operativos se secuestraron 2.140 botellas de bebidas alcohólicas y se les retiró la licencia a 54 conductores alcoholizados, según informaron las autoridades.

Los operativos fueron realizados por inspectores del ministerio bonaerense de Salud, de los municipios y la Policía, en el marco de la Ley de Nocturnidad, que regula las actividades en lugares de esparcimiento nocturno y prevé sanciones a los comerciantes que vendan bebidas alcohólicas a menores, entre otras irregularidades.

En La Plata fueron inspeccionados siete boliches, de los cuales fueron clausurados el “Quita Penas”, por falta de licencia Reba; además, se secuestraron 340 botellas.

En Adrogué, se clausuró el boliche “Petecos”, a raíz de la presencia de un menor consumiendo alcohol, y en Esteban Echeverría, otros dos por falta de Reba, por lo que allí se secuestraron 300 botellas.

En Quilmes se clausuró una panchería que vendía alcohol en vaso grande y en Avellaneda se clausuraron los bares “Mular” y “Vinilo” por presencia de menores consumiendo y por falta de licencia RAN.

Además, durante la madrugada de este domingo se clausuró una fiesta privada denominada “Proyecto X”, en Pilar, que reunió a 4.500 personas entre mayores y menores de edad, lo que supone una infracción a la ley.

Al no contar con licencia RAN para el expendio de bebidas alcohólicas, se secuestraron 1.500 botellas.

El ministro provincial de Salud, Alejandro Collia, ratificó, según un comunicado de la cartera sanitaria, que los operativos de control “continuarán todos los fines de semana».

«Si bien sabemos que para terminar con el consumo excesivo de alcohol en los jóvenes es necesario un cambio cultural, el Estado tiene que estar presente en la noche para ver que los adultos cumplan las reglas”, afirmó.

También el fin de semana, inspectores de la subsecretaría de Adicciones realizaron pruebas de alcoholemia a 510 conductores.

En 89 casos encontraron un nivel de alcohol inferior al máximo permitido para conducir, pero en 45 hallaron más de 0,5 gramos por litro de sangre, que es el límite, por lo que se prohibió a estos conductores seguir manejando.

“Queremos apelar a la responsabilidad social de los empresarios que son quienes deben garantizar la seguridad dentro y fuera del establecimiento, y cumplir con las condiciones para vender alcohol”, reiteró el ministro Collia.

Adelantó que “en los próximos días nos volveremos a reunir con representantes de la Cámara de Confiterías Bailables y Eventos para profundizar las medidas de control de la nocturnidad y evitar, sobre todo, el acceso al alcohol por parte de los adolescentes menores de 18 años».