Senado bonaerense aprobó la creación de la denominada “Policía Judicial”

LA PLATA- La Cámara de Senadores bonaerense aprobó el proyecto de ley que crea la denominada «policía judicial», institución que está contemplada en la Constitución provincial pero que nunca se implementó y que se dedicará exclusivamente a la búsqueda, recopilación, análisis y estudio de las pruebas en delitos complejos.
La iniciativa, girada a la Cámara de Diputados para su tratamiento, había sido impulsada por el gobernador Daniel Scioli, aunque una vez ingresado el proyecto en la Legislatura el vicegobernador Gabriel Mariotto dispuso la realización de foros para debatirla.
De esos foros, que se realizaron en San Martín, Florencio Varela, Junín, Mar del Plata, Azul, Bahía Blanca, Zárate y La Plata entre los meses de marzo y mayo, surgieron varias modificaciones al proyecto original, entre ellas denominar al organismo «Cuerpo de Investigadores Judiciales».
El texto aprobado establece un plazo de 6 meses a partir de la sanción para que el Ejecutivo nombre a las autoridades de la nueva fuerza, dispone la realización de una «prueba piloto» en 2013 en el departamento judicial de Mar del Plata y obliga a un funcionamiento en toda la provincia en no más de 5 años.
El Cuerpo de Investigadores Judiciales estará compuesto por especialistas en criminalística, en investigación tecnológica, escena del crimen, levantamiento de rastros, médicos forenses, abogados, químicos forenses, contadores y psicólogos.
Intervendrán «en la investigación de homicidios dolosos o cometidos en ocasión de otro delito doloso» y en «la investigación de ilícitos cometidos por funcionarios públicos y miembros de las fuerzas de seguridad y penitenciarias con motivo o en ocasión de sus funciones», reza el texto sancionado.
También auxiliará en forma directa al Ministerio Público Fiscal, con guardias las 24 horas del día, y entre las atribuciones se destacan el cuidado de los rastros materiales que hubiese dejado el delito hasta que llegue el fiscal interviniente, interrogar a los testigos e informar al imputado y a la víctima los derechos constitucionales.
El ente dependerá jerárquicamente de la Procuración General de Suprema Corte de Justicia bonaerense y será de «naturaleza civil, no militarizada», aunque podrá «establecer relaciones institucionales de cooperación y coordinación con las policías y demás fuerzas de seguridad y de investigación, las que no pueden implicar dependencia funcional ni subordinación operativa».
Para «acompañar la implementación» del Cuerpo de Investigadores Judiciales se creó en el ámbito de la Legislatura de la provincia un Observatorio Parlamentario de la nueva fuerza.
La estructura interna se integrará con un Director General, que dirigirá la institución junto a un Subdirector General (ambos durarán en el cargo 6 años sin posibilidad de renovación), tres Secretarios (Técnico-Científico, Investigación y Formación-Capacitación) y Subsecretarios descentralizados.
Tras la sanción, el ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, agradeció el tratamiento legislativo y sostuvo que «significa un avance sustantivo en la profesionalización de la investigación criminal».