Horror de Tapalqué: Prisión preventiva para el pastor mientras los vecinos le incendian la casa

 

AZUL- Un grupo de jóvenes saqueó e incendió esta  anoche la casa del pastor de los Testigos de Jehová preso y acusado de mantener cautiva y abusar sexualmente de una adolescente en la ciudad bonaerense de Tapalqué.

Los incidentes comenzaron a las 20.40, en una vivienda situada en Marmissolle al 200, de dicha ciudad del centro de la provincia de Buenos Aires, donde previamente habían realizado pintadas en las paredes con insultos hacia al propietario, Jorge Torres.

Luego, un grupo de jóvenes rompió las puertas de la vivienda e irrumpió en el lugar, de donde sacaron parte del mobiliario que arrojaron y destrozaron en la vereda.

Pasadas las 20.45, los jóvenes iniciaron un incendio en las dos plantas de la vivienda y unos cinco minutos después arribaron los bomberos que sofocaron las llamas rápidamente.

Paralelamente, personal de Infantería montó un cordón humano para custodiar el perímetro de la propiedad, mientras que los jóvenes que ocasionaron los incidentes se dispersaron por los alrededores.

Por su parte la Justicia de Garantías de Azul dictó la prisión preventiva de un pastor de los Testigos de Jehová acusado de haber abusado sexualmente de una adolescente a la que mantuvo cautiva durante un año y medio en su casa de la ciudad bonaerense de Tapalqué.

Fuentes judiciales informaron que la decisión la tomó la jueza Mariana Iriani, quien le atribuyó al imputado Jorge Torres los delitos de «estupro agravado, secuestro coactivo, reducción a la servidumbre, abuso sexual agravado y corrupción de menores».

Por su parte el padre de la adolescente que dijo haber sido abusada y mantenida cautiva en la casa de un presunto pastor en la localidad bonaerense de Tapalqué, dijo  que él había denunciado que su hija estaba retenida contra su voluntad, pero admitió que no sabía todo lo que ocurría con ella en ese lugar.

«Creo que deben estar asentadas todas las denuncias que hice en la comisaría», explicó el hombre, de nombre Pablo, quien aclaró que no tiene «nada que ver» con el grupo de «Testigos de Jehová» al que pertenecería el imputado Jorge Torres y que «nunca estuvo de acuerdo» con que su hija se uniera a él.

«Por la madre que iba a unas reuniones, ella quedó, y yo siempre desconfié de esta gente», señaló Pablo, quien dijo estar separado de la mamá de su hija.

Por su parte, un jefe policial de Tapalqué aseguró que «no hay denuncias» de ese hombre hacia el acusado Torres, sino que sólo recibieron «exposiciones por conflictos internos familiares».

En tanto, Pablo, contó que luego de que retuvieron a su hija comenzó a recibir «amenazas» de parte del acusado.

«Me decían que si yo me llevaba a mi hija me iban a prender fuego la casa, que me iban a matar. Pero yo nunca les tuve miedo y los denuncié», sostuvo.

«Hicimos muchas denuncias pero no llegaron a nada», continuó Pablo, quien aclaró que él no sabía de los supuestos abusos y maltratos que sufría su hija, porque ésta «ocultaba todo, nunca jamás dijo nada».

«Ella mostraba otra cara. Me dijo que estaba amenazada y por eso no me quería decir la verdad», sostuvo, y agregó: «Ahora, la nena salió a denunciarlo. Antes siempre salía a favor de él porque estaba amenazada y tenía miedo».

Respecto del acusado Torres, añadió: «Tenía mujer y una nena, pero después la mujer parece que se enteró que estaba con mi hija y se fue».