Exponen en Tecnópolis sobre desarrollo de energía nuclear

 

VICENTE LÓPEZ-  La Comisión Nacional de Energía Nuclear (CNEA) presenta en Tecnópolis iniciativas que permiten conocer la contribución de la energía nuclear al desarrollo del país, para promover la participación de los jóvenes en las actividades científicas.

Como en las dos ediciones anteriores, el organismo está presente en ese espacio a través de una iniciativa didáctica que propone descubrir la contribución de la energía nuclear al desarrollo del país, recorriendo los avances llevados a cabo en la Argentina a partir de 1950.

«El objetivo de la muestra es entender por qué la Argentina es uno de los pocos países del mundo con capacidad de desarrollar el ciclo de combustible nuclear, y cómo repercutió positivamente en el sector la reactivación en 2006 del Plan Nuclear por el ex presidente Néstor Kirchner», señalan responsables de la CNEA.

Para explicar la complejidad del ciclo del combustible nuclear, se preparó una maqueta donde se puede realizar un recorrido que va desde la exploración del uranio hasta las aplicaciones en reactores de potencia o de investigación.

El stand cuenta con un microcine 3D donde se proyecta el audiovisual del Proyecto Carem, una central nuclear desarrollada íntegramente en la Argentina, con medidas de seguridad únicas en el mundo, que producirá 25 megavatios eléctricos.

En el espacio se presenta el Proyecto RA 10 (Reactor Argentino Multipropósito), iniciativa conjunta entre la Argentina y Brasil para construir dos reactores similares en ambos países, que permitirá ampliar las capacidades de fabricación y exportación de radioisótopos utilizados para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades complejas como el cáncer.

En su stand, el «Laboratorio Cero» de la CNEA presenta a «Arturito»: el acelerador de Van der Graaf genera una carga electrostática por frotación.

También se desarrolla un experimento de «Nitrógeno líquido»: a -196 ºC, el nitrógeno se encuentra en estado líquido y congela en segundos cualquier sustancia, logrando curiosos efectos visuales.

«El Buzo cartesiano» demuestra no sólo la flotabilidad, sino las implicancias de la ley del gas ideal así como el principio de Pascal.

«Laboratorio Cero» es un curso-taller dedicado a jóvenes estudiantes interesados por el conocimiento científico, dictado desde 1987 por la Gerencia de Investigación y Aplicaciones de la CNEA.