Para el presidente de YPF aseguró que al país le hace bien tener una empresa de bandera comprometida con el país

BUENOS AIRES- El presidente y CEO de YPF, Miguel Galuccio, defendió la existencia de una empresa de bandera en el sector hidrocarburífero, estimó que el futuro en materia de provisión de gas «corresponderá al shale» y afirmó que la petrolera está en condiciones de «liderar ese desarrollo».

«El futuro del gas se enfoca en el ‘tight gas’ y en ‘shale gas’. Hoy en Argentina tenemos más maduro el desarrollo de ‘tight gas’, por eso en 2020 representará el 28% de la producción de gas, el ‘shale gas’ contribuirá con un 26% y la producción adicional de reservorios convencionales con otro 20%», dijo el directivo, quien vaticino que «en el futuro, el ‘shale gas’, tendrá más participación»

El titular de YPF subrayó además que «a la Argentina le hace bien tener una empresa de bandera, comprometida con el país, que creó un modelo público-privado, que tiene ciertas complejidades (…) pero que cuando se lo combina de manera virtuosa se puede lograr cosas que ninguna empresa completamente pública o completamente privada, podría lograr».

Al hablar en la celebración del Día de la Energía, en la sede del Centro Argentino de Ingenieros, Galuccio destacó el papel que tiene la petroquímica en los planes de la empresa, en base a la materia prima que la empresa posee en su zona de explotación, por lo que apuesta a desarrollar un nuevo Polo Petroquímico en el país, similar al que existe en Estados Unidos.

«Argentina tiene una oportunidad estratégica para agregar valor al gas no convencional. Si vemos el crecimiento que tiene en el mercado regional las poliolefinas en el mundo -un insumo clave en la cadena industrial con un enorme factor multiplicador- vemos que el nuestro crece 5%, un 1% más que el de Estados Unidos», enfatizó el titular de YPF.

«Argentina tiene una oportunidad estratégica para agregar valor al gas no convencional» Indicó que «la transformación de gas en olefinas y poliolefinas y luego en productos aplicados, tiene un efecto multiplicador, particularmente en el empleo donde multiplica por 8» de acuerdo a la experiencia estadounidense.

Consultado sobre cuándo se logrará el autoabastecimiento de petróleo y gas en el país, dijo que dependerá «de cuan exitoso y cuan rápido podamos desarrollar los recursos que tenemos. Creo que no es ilógico plantear un horizonte de 15/20 años. Hay que ver que YPF creció 20% en la producción de gas en los últimos tres años, y eso es un indicio importante de lo que se puede hacer».

Sin embargo advirtió que «YPF tiene un límite de inversión y de capacidad operativa, y va a depender de que se pueda asociar con otras compañías que vengan a invertir en la Argentina y otras que hoy ya tienen anclaje importante en el país» para lograr ese objetivo.

En cuanto a la Ley de Hidrocarburos, estimó que «tuvo un fuerte impacto positivo y de hecho logró atraer al mayor inversor extranjero en el país, que es la petrolera Chevrón».

También dijo que es «partidario de una legislación uniforme federal en materia de política ambiental. Puede haber algunas particularidades en algunas provincias, pero la necesidad de atraer inversiones para el sector energético tiene que tener un marco federal».

Galuccio señaló la importancia de que exista competencia en el mercado. «Cuantas más compañías tengamos en el mercado desarrollando no convencionales, más rápido vamos a aprender y más rápidamente vamos a llegar al autoabastecimiento», señaló.

Descartó que el desarrollo de hidrocarburos no convencionales en Argentina sea igual al de Estados Unidos: «Podremos copiar o imitar algo, pero las realidades son diferentes, desde la propiedad del subsuelo, desde el punto de vista transaccional y disponibilidad de dinero. Nosotros no tenemos esa cantidad de liquidez en nuestros mercados».

En su presentación destacó la importancia de Vaca Muerta para el país, una superficie de 30.000 kilómetros cuadrados, de los cuales YPF tiene concesiones o permisos exploratorios sobre 12.000 kilómetros cuadrados.

«A la fecha tenemos una producción no convencional de petróleo y gas de más de 43.000 barriles equivalentes de petróleo por día, a través de más de 320 pozos en producción. De esta manera, Loma Campana, la principal área no convencional, es hoy la segunda en producción de petróleo de la Argentina», enfatizó.

Actualmente YPF opera dos proyectos que se encuentran en diferentes etapas de desarrollo. Uno es Loma Campana, un proyecto de petróleo y gas, en el que está asociado con Chevrón, con el que llevan invertidos en los últimos 3 años más de 3.000 millones de dólares.

El otro es El Orejano, un proyecto de gas, cuyo piloto lleva adelante con DOW, con una inversión superior a los 2.000 millones de dólares.

Para Galuccio, otro desafío importante que tiene Argentina es la exploración offshore, para lo que cuenta con más de 1,2 millones de kilómetros casi inexplorados en el Mar Argentino.

«El potencial aquí es enorme, algunos geólogos cuantifican recursos recuperables por más de 4 mil millones de barriles», concluyo el presidente de YPF.