Pocos goles, mucho frío y una ciudad repleta de turistas

    El torneo intercontinental de fútbol Copa América 2011 que comenzó en el Estadio Único de La Plata genera una gran expectativa. La primera es por supuesto la “futbolera” pero el debut de nuestra selección dejó un sabor agridulce y la esperanza de todo un país  de que el repunte sea importante. Dicen, los que saben, que tampoco  vienen  mostrando mucho las demás selecciones “fuertes” así que, por ahora se habla de otras cosas: del frío invernal que soportan jugadores con pantalones cortitos y espectadores armados con bufandas y gorros y guantes y también se habla, en La Plata de la postal de extranjeros que caminan por las calles de paseo dando un toque diferente a la postal diaria de un día normal de trabajo en la ciudad.

    Provenientes  de España, México, Perú, Colombia, Venezuela, Brasil y de diversos puntos del país, los turistas aprovechan a  conocer la ciudad en el Bus Copa América que dispuso la Secretaría de Turismo de la provincia de Buenos Aires y se muestran interesados por acercarse a la Catedral, al Museo de Ciencias Naturales, el Observatorio y transitar por las tan renombradas “diagonales”.

    Así, mientras tanto, hasta que lleguen los goles y las victorias y suba un poco la temperatura el éxodo turístico que normalmente se vive en la Capital Federal se trasladó por unos días a la ciudad de La Plata.