El país sigue reduciendo la mortalidad infantil y la de la madre

 

BUENOS AIRES- Argentina redujo sensiblemente los índices de mortalidad infantil en las últimas décadas, sumado a que la cifra de baja de muerte materna «es altamente alentadora y se estima que descenderá a 2,5 muertes por 10.000 nacidos vivos», afirmó el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur.

“Luego de muchos años de estancamiento, la mortalidad materna viene cayendo en forma sostenida en los últimos cuatros años», aseguró el Ministro, quien se refirió al informe publicado ayer por la revista médica The Lancet.

Respecto a la mortalidad infantil, Manzur afirmó que “solamente en la última década se ha registrado un descenso del 34% en este importante indicador del nivel socio-económico y sanitario de un país, y esto también nos acerca a los Objetivos del Milenio”.

El último registro de muerte materna es de 2012, «con una tasa de 3,5 fallecimientos por cada 10.000 nacidos vivos; pero la información preliminar de 2013 es altamente alentadora y se estima que descenderá a 2,5 muertes por 10.000 nacidos vivos, lo cual nos coloca más cerca de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio”, indicó Manzur.

“Que la Universidad de Washington y The Lancet, la principal revista médica del mundo, reconozcan que Argentina y otros países han reducido la mortalidad infantil y materna, no hace más que darnos nuevas energías para profundizar el camino iniciado en 2003 que ha hecho posible registrar las tasas más bajas de la historia en esos dos indicadores sociales tan sensibles”, dijo Manzur.

El Ministro reivindicó la iniciativa lanzada en 2009, con un compromiso entre Salud y «el entonces gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, de poner en marcha el Plan para la Reducción de la Mortalidad Materno Infantil, de la Mujer y Adolescentes».

Al plan se sumaron las provincias de Santiago del Estero, Formosa, Misiones, Jujuy, Entre Ríos, La Rioja, Buenos Aires, Catamarca, San Luis, Tucumán y Mendoza, «justamente las que más fueron mejorando sus indicadores en esta materia”, planteó.

“Es un logro del Gobierno nacional que puso en agenda el cuidado de las mujeres, invirtiendo recursos para la construcción y equipamiento de hospitales en los que dieran a luz en sitios dignos, y en la capacitación de equipos de salud con un plan que removiera los obstáculos que impedían la caída de la mortalidad infantil y materna que ahora estamos consolidando”, celebró.

Manzur mencionó como avances “el acceso a agua potable y servicios de infraestructura básicos, como viviendas con conexiones a cloacas; el acceso a trabajo digno y registrado, o el mejoramiento de la situación económica de los argentinos”.

«En políticas como la asignación universal por embarazo; la mejora del acceso a la alfabetización y terminalidad educativa con programas como Fines y Encuentro, y la ejecución del programa `Ellas Hacen`, se ve claramente la preocupación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por mejorar la salud integral de las mujeres”, enumeró.

El Ministro concluyó: «No me canso de repetir que la tasa de mortalidad infantil es inversamente proporcional al grado de escolaridad de las mamás, y en una Argentina que ha construido 1800 nuevas escuelas a partide 2003, los resultados hablan por sí solos».-