El Primer Congreso de Lenguaje Inclusivo llega a la ciudad de La Plata

Por Gabriela Chamorro

Luego del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española que se realizó los últimos días del mes de marzo en Córdoba y que dejó las más variadas perlitas- desde el discurso de inauguración en la que el presidente se enredó hablando de los usos del idioma hasta  las más variadas críticas e incluso aclaraciones que le hicieron llegar los integrantes del  Colegio de Graduados de Antropología-  llega esta vez a la ciudad de La Plata el Primer Congreso de Lenguaje Inclusivo.

Y es que,  por más que el tema no estuviera en agenda en el Congreso Internacional, al cual por supuesto estuvieron invitados la pareja de monarcas de España, más de uno de los prestigiosos columnistas  invitados no dejaron de hablar del tema y ponerlo ahí bien a la vista aunque los grandes medios se empeñen en esconderlos.

El día 11 y 12 de abril se realizará organizado por la Secretaría de Política de Género, Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires y con el respaldo de la Prosecretaría de Derechos Humanos de la UNLP,  un Congreso que abordará el tan necesario tratamiento del Lenguaje Inclusivo que no se puede negar ya ganó las calles.

Es que cierto es, que las mujeres y los distintos colectivos buscan hacerse visibles en la lengua que sienten que hoy no les incluyen y debatir sobre este tema es retomar las voces de los grupos que a lo largo de la historia no fueron reconocidos.

Karina Nazabal, titular de la Secretaría que organiza las Jornadas aseguró que siente que es un “privilegio poder compartir con una Institución de tantos años (la UNLP) este primer desafío que es ni más ni menos que ponernos a debatir por qué las mujeres y las disidencias sexuales decimos que el lenguaje nos invisibilizó durante siglos”

La idea, explica es ver qué pasa con esta lengua que es una realidad que ya está transformándose y, que más allá de que para muchos no puede ni debe modificarse ya que consideran que se debe conservar su estructura, lo cierto es que se ve en las calles, en las escuelas, en los chicos que hablan en inclusivo y hasta dan sus lecciones ante los profesores utilizando esos términos.

Nazabal considera que ya “durante mucho tiempo quienes

ejercieron el poder decidieron qué se nombraba y qué no y a quiénes se nombraba y a quién no” y que en este sentido teniendo en cuenta la forma que esta lengua llegó al país con “colonización, sangre, exterminio” no estaría mal llamar a este Congreso  “ De Reyes y Plebeyes”

Dentro de la propuesta Académica que es absolutamente gratuita y abierta a todo el público van a realizarse Paneles varios donde estará presente la voz de la Academia, de las militancias, de las y los activistas, paneles de infancias, conservatorios de medios de comunicación y se presentarán investigaciones  de distintas instituciones  provenientes de varias provincias del interior.

 

Incluso Karina Nazabal nos contó que uno de los paneles del Congreso se llama “Condenar al odio y nombrar el travesticidio”

En él se va a desarrollar todo lo que fue la experiencia de la construcción de la sentencia por el crimen de odio de Diana Sacayán.

 “Por primera vez en la historia de nuestro país y del mundo se utilizó  la palabra travesticidio, eso también es lenguaje inclusivo”– afirmó

Así jueves y viernes de la semana que viene el Edificio Karakachoff será pionero en esta movida cultural que hacía falta que se desarrollara “auspiciada” por una Universidad Pública  y como dijo la escritora  Claudia Piñeiro “de nada sirve ni oponerse ni tratar de imponer un lenguaje atravesado por la realidad: la lengua está viva y siempre será con el tiempo lo que el uso determine”.

O, como aseguró en su cierre magistral María Teresa Andruetto, conocida por sus disidencias dentro de la comunidad de las Letras cuando se refirió a que en el seno del Congreso no estaba en “discusión “ siquiera el tema del Lenguaje Inclusivo . Ella afirmó que “El lenguaje inclusivo nos pone delante de la carga ideológica de la lengua, que habitualmente nos es invisible. Claro que compartimos la lengua y que ella no es de nadie, ni siquiera de las buenas causas”, a la par que aseguró que “Corremos riesgos de que el lenguaje inclusivo se vuelva pura corrección política”

Además fundamentó que en la lengua “se libran batallas, se disputan sentidos, se consolida lo ganado y los nuevos modos de nombrar- esos que aparecen con tanta virulencia- vuelven visibles los patrones de comportamiento social”.

Dijo Andruetto también “algo que no existía comienza a ser nombrado, algo que ya existía quiere nombrarse de otro modo, verdadera revolución de la que no conocemos sus alcances ni hasta dónde irá, ni si abarcará un día a la mayor parte de la sociedad…”

De esta revolución queremos ser parte y un punto de partida es este Primer Congreso que llega a La Plata, que seguramente dará mucho de qué hablar, con e con @ y con todas los agregados que quienes quieren sentirse identificados con la lengua quieran expresar.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA