Alarma en los intendentes del PJ por el tarifazo

BUENOS AIRES. Un grupo de intendentes peronistas insiste en manifestar su preocupación por las consecuencias que provocará el tarifazo en las facturas de servicios públicos, sobre todo de luz. El gobierno nacional se reunió con intendentes del conurbano e intentó minimizar el impacto, explicando los alcances de la “tarifa social”. Pero los jefes comunales adelantaron que “los costos que pagarán los más humildes van a ser gravísimos”

Al respecto, el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta manifestó su preocupación: “La devaluación ha impactado muchísimo en el bolsillo de la gente. La situación con los aumentos de precios está desmadrada” dijo y sobre las consecuencias del tarifazo aplicado por el gobierno nacional para el consumo de electricidad, anticipó: “El municipio es el primer mostrador de la democracia: van a empezar a venir vecinos con la boleta en mano diciendo que no la pueden pagar”.
En declaraciones al portal informativo INFOBAN, Zabaleta volvió a reclamar audiencias públicas para discutir los aumentos en las facturas de gas y luz. “El gobierno nacional tomó decisiones de forma unilateral. Creo que el ajuste no pasa por ahí, que se puede buscar otra forma. Son decisiones políticas. Uno evalúa en la decisión costo y beneficio. Creo que esto es un costo importante para el gobierno de Macri que impacta en nosotros” señaló Zabaleta, que días atrás, junto con otros intendentes del conurbano calificaron de “alarmante” los aumentos en las tarifas.
El intendente de Hurlingham, junto a sus pares de Almirante Brown, Mariano Cascallares y de San Martín, Gabriel Katopodis, le había exigido al Ministro de Energía, Juan José Aranguren, que llame a una audiencia pública para explicar los aumentos, que según entienden los intendentes «excluyen a los más humildes».

«Es una medida realmente alarmante por el impacto que causará en el bolsillo de la mayoría de los trabajadores y en la economía de las PYME e industrias de nuestros municipios y los de toda la provincia de Buenos Aires», sostuvieron los jefes comunales, y aseguraron que hablan «en representación de muchos otros».

Para ellos, las nuevas reglas «excluyen a los sectores más humildes que, hasta ahora gozaban de un sistema de subsidios, y no cumplen con el marco regulatorio de energía eléctrica».

Frente a este reclamo, Aranguren, respaldado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, respondió con una reunión en la que le solicitaron a los intendentes colaboración para «controlar a las empresas» prestadoras del servicio de distribución de energía eléctrica.

«Les pedimos que nos ayuden a controlar a las empresas. Ustedes son los que más cerca están de los vecinos», planteó Frigerio al lado de Aranguren que hizo hincapié en la importancia de la tarifa social que se está pensando implementar, medida que Katopodis consideró insuficiente.

El intendente de San Martín dijo también “nos preocupa el impacto de las subas de tarifas en el bolsillo de los trabajadores y los más humildes», y advirtió que «las pymes y los comercios minoristas van a tener aumentos en los costos y eso se va a trasladar a precios».

La reunión, llevada a cabo en el Palacio de Hacienda, convocó a los intendentes que hicieron el reclamo, y en su representación fue Gabriel Katopodis acompañado por Fernando Gray de Echeverría, pero también invitaron a intendentes del massismo, como Joaquín de la Torre de San Miguel y Julio Zamora de Tigre, y también del PRO, como Néstor Grindetti de Lanús; Martiniano Molina de Quilmes; Nicolás Ducoté de Pilar y Diego Valenzuela de Tres de Febrero.

En representación del gobierno nacional, además de Frigerio y Aranguren, estuvieron presentes el viceministro del Interior, Sebastián García de Luca, el secretario de Relaciones con las Provincias, Alejandro Caldarelli y el subsecretario de asuntos municipales, Lucas Delfino.

 

DEJA UNA RESPUESTA