Negociación del gobierno para recibir un millón de vacunas de China

Tras una carta del presidente chino a Alberto Fernández, avanzan las negociaciones con la empresa estatal china Sinopharm, que realizó ensayos clínicos en el país en 3 mil voluntarios.

Tras una carta del presidente chino Xi Jinping a Alberto Fernández, en la que le manifestó la voluntad de ofrecer “apoyo y ayuda” en el combate contra la pandemia, Argentina encamina un acuerdo con la empresa estatal china Sinopharm para traer al país un millón de vacunas a fines de enero.

Los tiempos se habrían acelerado tras la intervención personal de Alberto, quien envió una carta a su par chino y logró acortar los tiempos en medios del rebrote por coronavirus.

La respuesta de China fue explícita por parte de Xi Jimping. «China está lista para reforzar la cooperación con la Argentina en la investigación, desarrollo y aplicación de vacunas contra la Covid-19, y continuará ofreciéndole al país sudamericano apoyo y ayudas dentro de su capacidad en la lucha antipandémica», señaló a Fernández en una carta publicada por la agencia china Xinhua.

En la carta, el mandatario chino aseguró que su país «está dispuesto a trabajar» con Argentina para promover la cooperación de alta calidad y para avanzar en el desarrollo de vacunas contra el coronavirus.

El presidente chino recordó que, desde que Fernández asumió la Presidencia, el 10 de diciembre de 2019, ambos mandatarios conversaron telefónicamente e intercambiaron cartas «en múltiples ocasiones» y que, de esa forma, alcanzaron un «importante consenso sobre el fortalecimiento de las relaciones bilaterales y el fomento de la cooperación en campos como la lucha contra la pandemia de Covid-19″.

“La larga amistad se ha estrechado en este combate conjunto» contra la pandemia, destacó Xi y afirmó que continuará ofreciéndole al país «apoyo y ayudas» en la lucha contra el coronavirus.

Sinopharma estaba desde hace meses en negociaciones con el país para el envío de las vacunas. La empresa china realizó parte de los ensayos clínicos de Fase III en Argentina, junto a Fundación Huésped y Vacunar, sobre unos 3 mil voluntarios. Esto le dio prioridad al país para comenzar a negociar un acuerdo, finalmente acelerado por la carta de Xi y por el cambio de embajador en Pekín, tras la salida de Luis María Kreckler y el ingreso de Sabino Vaca Narvaja, de contacto directo con empresarios chinos. Ahora, sólo resta la aprobación de la ANMAT para su utilización.

El gobierno argentino también mantiene conversaciones para la compra de la vacuna realizada por el laboratorio chino Sinovac. En ese caso, el gobierno nacional negocia con el Instituto Butantan, laboratorio público brasileño del estado de San Pablo, por la vacuna CoronaVac.

Ambas vacunas utilizan el virus del Covid -19 inactivado para producir la reacción inmune, como lo hacen las vacunas clásicas como la de la gripe o sarampión, y tienen una ventaja significativa en la logística: se pueden almacenar con una refrigeración común que mantenga la temperatura entre 2 y 8 grados. Lo mismo ocurre con la vacuna de Oxford, mientras que la desarrollada por Pfizer y la de Moderna deben permanecer a -70 y -20 grados respectivamente. Las primeras dosis de la Sputnik V también deben estar a -20 grados pero a partir de febrero comenzará a distribuir distribuirse en forma liofilizada (seca), lo que permitirá una refrigeración común.

DEJA UNA RESPUESTA