Cristina anunció que los trabajadores que cobren menos de $35 mil no pagarán ganancias sobre el medio aguinaldo

BUENOS AIRES La medida beneficia a casi 785 mil trabajadores, del millón al que alcanza el gravamen, resaltó la presidenta Cristina Fernández al encabezar el acto de clausura de la XX Convención Anual de la Unión Industrial Argentina. La Jefa de Estado resaltó que las ventas de las empresas crecieron 9,5 por ciento en 2014 y pidió hacer caso omiso de las “falsas expectativas” sobre la caída de la economía.  Apuntó que el principal problema de la economía es la “competitividad” y subrayó las inversiones que el Estado nacional realiza para aumentar la oferta energética, la logística y el desarrollo de la ciencia y la tecnología.

La presidenta Cristina Kirchner retomó las palabras del titular de la UIA, Héctor Méndez, pero lo refutó al señalar que “mas que sobrevivir, con los Kirchner la industria revivió”. Enfatizó que “uno de los méritos que tiene nuestro proyecto es haber tenido como uno de sus objetivos la reindustrialización del país y la industrialización de la ruralidad”.

Afirmó que el gran tema de la industria “es la competitividad, el crecimiento y el desarrollo”. Reconoció que “se puede tener crecimiento y no tener desarrollo”, al tiempo que apuntó que “durante gran parte de la década del 90, se creció en términos de PBI, pero no hubo desarrollo”.

La Jefa de Estado sostuvo que “una de las claves de la reindustrialización en la argentina, ha sido el sector energético”. Al respecto, puntualizó que “hasta 2003 no se había inaugurada ninguna usina de mas de 100 megavatios; desde 2003, inauguramos 26 usinas”.

Respecto al aumento de la demanda energética, consideró que “el crecimiento industrial va acompañado de mayor demanda de trabajo; nuestros trabajadores tienen el mejor nivel adquisitivo de toda Latinoamérica”. Afirmó que “una cosa que mide el crecimiento de un país y el desarrollo es mayor consumo de energía”.

La Primera Mandataria señaló que “los que hablan de autoabastecimiento de energía en los años 90, ese autoabastecimiento no me sirve, porque el país exportaba energía pero no producía nada”. Indicó que en materia de demanda de energía, “en diez años, crecimos más que en los 20 años previos de la democracia”.

Afirmó que “en los hogares creció 98 por ciento: la gente demanda más porque tiene mas cosas para enchufar. Qué bueno, porque significa que ha mejorado su calidad de vida”. “Si los trabajadores tuvieran que pagar las tarifas por los costos que tienen internacionalmente, otras serían las demandas que le harían a sus empleadores”, estimó. Y agregó: “esto es también competitividad: en la que el Estado tiene mucho que ver, porque habla de subsidios”.

Derribar mitos sobre la caída de la economía

La Presidenta de la Nación sostuvo que los números “sirven para derribar mitos, de que nos estamos cayendo. No nos caemos nada”. “Se escuchaba que a fin de año iba a pasar tal cosa, que el dólar iba a estar a tanto: ninguna de las profecías se han cumplido”, aseveró.

Al respecto, repasó los datos de la performance económica y bursátil de las empresas de la Comisión Nacional de Valores, según la cual las ventas “han crecido en 2014 un 9,5 por ciento, contra un 8,4 por ciento del mismo periodo en 2013”. Sostuvo que “la industria tuvo un resultado neto del 82 por ciento mas, el resto de las empresas 66 por ciento”.

En ese sentido, reiteró que hay que “decirle a todos los argentinos: que nuestras empresas han aumentado sus ventas y mejorado sus acciones, según sus balances presentados ante la Comisión Nacional de Valores”.

También leyó números generales de la economía, entre los que destacó que “el total de la facturación en 2013 fue de 4,9 billones de pesos, con un incremento del 911 por ciento” respecto a 2003. Asimismo, puntualizó que “la industria manufacturera creció 780 por ciento”. Por otra parte, indicó que “la facturación de la economía en 2014 fue de 6,4 billones, creció 1184 por ciento” respecto a 2003.

En otro tramo del discurso, la Mandataria afirmó que “tenemos que bajar el número de desocupados, pero tenemos un nivel de empleo muy bueno, como nunca habíamos tenido en décadas”. “Estos datos duros son el mejor resultado y la mejor muestra de lo que ha significado el modelo de industrialización y de sustitución de importaciones en nuestro país”, remarcó.

Exención del pago de Ganancias en el medio aguinaldo

A continuación, Cristina Fernández anunció: “Hemos tomado la decisión de que todos los trabajadores cuyos ingresos no superen los 35 mil pesos, no paguen ganancias sobre el aguinaldo”. Explicó que “pagan impuesto a las ganancias 1.053.000 trabajadores. Estamos en el nivel de toda la década, entre el 10 y el 11 por ciento” de trabajadores alcanzados por el gravamen. Y agregó que del total de los que abonan habitualmente el impuesto “no van a pagar ganancias sobre el aguinaldo 784.779 trabajadores”.

Consideró que algunos “quieren enfrentar a este gobierno con los trabajadores”, pero se preguntó “dónde estaban esos dirigentes sindicales en los 90, cuando no había trabajo, no había convenciones colectivas de trabajo, a la gente la echaban como perros a la calle”.  “No creo que haya nadie que pueda negar que este modelo haya hecho hincapié en la generación de trabajo”, enfatizó.

La Presidenta afirmó que “Ganancias es un impuesto progresivo. En los 90 el impuesto a las ganancias constituía el 14,3 por ciento de la recaudación; hoy se recauda 20,8 por ciento”.  Respecto al destino de la recaudación por este impuesto, puntualizó que 20 por ciento va para el anses; 34 por ciento para el tesoro nacional; y 46 por ciento a las provincias. “Somos el país donde los trabajadores de mayores ingresos son los que menos pagan de impuesto a las ganancias”, resaltó.

Aumento en la recaudación

La Jefa de Estado exhibió los números de la recaudación impositiva y aseveró que “si se cae la economía, no podemos tener un record de recaudación de IVA”, el cual creció 28 por ciento. Asimismo, lo comparó con el aumento de recaudación en materia de seguridad social, del 36,9 por ciento. Y afirmó que ello indica que “los salarios siguen afortunadamente ganándole a los precios en la República Argentina”.

Falsas expectativas en la economía

La Primera mandataria afirmó que “las expectativas negras son falsas expectativas”, lo cual “en economía es grave, porque la economía no es una ciencia exacta”. Al respecto, afirmó que “la economía es una ciencia eminentemente social, se basa en las expectativas de la sociedad, las empresas, los trabajadores”.

A continuación, se refirió al debate sobre si debe haber mayor intervención del Estado en el mercado o no, y señaló que “hoy los mercados perfectos no existen ni en los libros”, por lo cual consideró que “necesitan de su regulación y su control para un mejor funcionamiento”.

Además, rebatió la presentación que la UIA pretende hacer contra la reforma a la ley de abastecimiento por supuesta inconstitucionalidad, al señalar que “demanda de inconstitucionalidad debe ser sobre hechos concretos: yo les recomiendo que esperen que la ley se reglamente y se aplique sobre un caso concreto, porque nadie va a dar una inconstitucionalidad en abstracto”.

La política determina la economía

Cristina Fernández consideró que “la realidad se modifica por la política día a día”, y presentó como ejemplo el precio del petróleo, que depende de una “decisión geopolítica de su principal productor, Arabia Saudita”. “Se inmortalizó en los 90, una frase que decía “es la economía, estúpido”; yo les digo “es la política, pavotes””, apuntó.

Aseguró que “de lo que debemos trabajar todos es de inteligentes: tener neuronas y utilizarlas con criterio propio,  que es lo que les pido a cada uno de los industriales y de los empresarios”. Ejemplificó que en 2014 “no vamos a patentar tantos autos como el año pasado que fue record, pero es uno de los tres mejores años de producción de autos”.

El problema de la logística

La Presidenta sostuvo que “el tema de la logística es otro problema. El transporte automotor de carga, luego de los 250 o 300 km. es ineficiente”. Afirmó que “para eso tenemos que rearmar una red ferroviaria que fue desmontada en los años 90”. Aseveró que “estamos reconstruyendo el transporte ferroviario en Argentina, a través del Belgrano cargas, que tenemos comenzando la ejecución; y también el transporte de pasajeros, que es subsidiado, y que también les conviene a los empresarios”.

Señaló que “a todo esto se suma lo más importante, que va a definir la competitividad en el siglo XXI”, que es “la tecnología, el desarrollo, la capacitación de nuestros trabajadores, la inversión en investigación”. “Para esto, el estado va a seguir invirtiendo también en educación, en abrir las escuelas técnicas”, indicó. Y consideró que “todo lo que los empresarios puedan invertir en desarrollo de la capacitación, les va a rendir más que abrir una cuenta en Suiza”

Necesidad de un Estado fuerte

En otro tramo de su disertación, la Jefa de Estado preguntó a los industriales presentes: “¿Quién creen que maneja el mercado? ¿Lo manejan ustedes que producen, o lo maneja el capital financiero?”. “Si le dejamos el mercado al sector financiero, que es el que lo maneja, ¿cómo creen que les va a ir a ustedes en las empresas?”, enfatizó.

Además, resaltó que “todos queremos mercado, pero después muchos piden protección del Estado”, para que no se permitan importar productos que compitan con la industria nacional. Y aseveró que “los momentos de mayor aumento de la economía fueron cuando hubo un Estado fuerte”.

Descenso del endeudamiento

La Primera Mandataria sostuvo que “nunca en la historia hubo una ratio de deuda tan baja como esta. Constituye uno de los fundamentos más sólidos de la recuperación de la economía”. Afirmó que “hoy los argentinos tenemos otros problemas, pero ya no son los de la deuda externa, porque hemos tenido una renegociación como nunca hubo en Argentina”.

“Esta es la gran opción que nosotros hicimos en 2003: no es una opción dogmática, es una opción nacional, de querer ser una nación, con un grado de soberanía razonable, donde los argentinos decidamos qué políticas queremos llevar adelante, y no que las políticas las impongan desde afuera”, enfatizó.

Por último, pidió a los empresarios “coherencia, dentro de las diferencias que tenemos, que son naturales”. “Cuando tomen decisiones, no las tomen en base a lo que les contaron, o a lo que leyeron, sino en cómo le van a sus empresas”, reclamó.

La Presidenta de la Nación estuvo acompañada por el titular de la UIA, Hector Méndez, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, los ministros de Economía, Axel Kicillof, del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, de Industria, Débora Giorgi, y el vicepresidente de la UIA, Ruben Abette.

Puesta en marcha de Dos Turbinas de Gas en la Central Vuelta de Obligado

Al comienzo del acto, la Presidenta de la Nación mantuvo una videoconferencia con la localidad santafesina de Timbúes, donde se pusieron en marcha dos turbinas de gas en la central Vuelta de Obligado.

El ministro de Planificación Federal Inversión Publica y Servicios, Julio De Vido, explicó que las turbinas agregarán 540 megavatios de electricidad. Señaló que “es el megavatio 11.300 que inauguramos en estos años, desde 2003”. Indicó que en Santa Fe el aumento fue del 125%, inaugurando la sexta central desde el 2003.

Por su parte, el gerente General de Fainser, Juan Carlos Lascurain, explicó que la obra civil se realizó a través de “una UTE con una empresa española”. Destacó que “General Electric nos sindicó como una empresa probable para poder construir el 40% de las calderas”. “En todo esto influyó la decisión del gobierno en todo lo que es la sustitución de importaciones”, remarcó.

La inversión total para la turbina fue de u$s 850 millones, con un 50% de componente nacional. La planta permitirá una sustitución de importaciones por u$s 100 millones. En la obra se ocuparon 1.800 puestos de trabajo con más de 60 empresas trabajando, la mayoría de ellas argentinas. Es la central Nº 26 que se inaugura desde 2003 con una potencia mayor a 100 megavatios.

También estuvieron presentes en el acto el vicegobernador de Santa Fe, Jorge Henn, el secretaria de Energía, Mariana Matranga, el presidente Comunal de Timbúes, Amaro González, el presidente de Central VOSA, Jose María Vázquez, el gerente General de General Electric de Argentina, Alec Bottan y el director General de Duro Felguera Energía, Rafael Murillo.

Inicio de la Producción de Litio en el Salar Olaroz, Jujuy

En segundo término, la Jefa de Estado mantuvo una videoconferencia con Jujuy, donde el  gobernador de la Provincia, Eduardo Fellner, le informó que “hace un par de horas ya pusimos en funcionamiento” la planta de procesmiento del mineral y afirmó: “Estamos produciendo desde Jujuy carbonato de litio para el mundo entero”. Aseveró que “acá hay una industria minera, que está produciendo carbonato de litio, junto con la empresa extranjera, el Estado provincial y el Estado Nacional”. Puntualizó que la planta “nos va a permitir colocar 16 mil toneladas de carbonato de litio en todo el mundo y también sales de potasio”. “Hace muy pocos días firmamos acuerdos con organismos nacionales y provinciales, y vamos a trabajar todos juntos en el desarrollo de un centro tecnológico y científico para el litio”, agregó.

Se estima que la producción va a posibilitar 18 mil toneladas de carbonato de litio y de 20 mil toneladas de cloruro de potasio con una inversión de 1.250 millones de pesos con la creación de 500 nuevo empleos.

Inauguración de planta de bioetanol en Villa María

En tercer término, la mandataria tomó contacto con Villa María, Provincia de Córdoba, para inaugurar una planta de bioetanol, al respecto, la Presidenta destacó que se trata «de la planta más moderna de bioetanol de Latinoamerica». A su vez, el intendente local, Eduardo Acastello, detalló que esta planta produce el 15% del bioetanol en la Argentina y que genera 290 puestos de trabajo.

Luego, el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela sostuvo que esta planta «es la síntesis de lo que se pretende en el sector agroindustrial». Estuvieron presentes además, el presidente del Banco Nación, Juan Ignacio Forlon; el representante de la empresa ACA-BIO, Oscar Muzi y la operaria Larisa Zárate.

La planta ACA-BIO es una cooperativa creada en 2012 conformada por la Asociación de Cooperativas Argentinas y otras 65 cooperativas socias que representan a 20.000 pequeños y medianos productores agropecuarios. Tiene 40.000 m2 inaugurada en Villa María genera 90 empleos directos y más de 200 indirectos, y fue financiada por el Banco Nación con un crédito por $350 millones (que representa un 40% de la inversión total).

 

Para leer el discurso completo hacer click en el siguiente enlace http://www.casarosada.gob.ar/informacion/archivo/28225-acto-de-clausura-de-la-20o-conferencia-anual-de-la-union-industrial-argentina-palabras-de-la-presidenta-de-la-nacion