Productores satisfechos con el avance de la siembra del girasol

 

BUENOS AIRES- La siembra de girasol avanza en la provincia de Buenos Aires movilizada por las últimas lluvias que permitieron aportar humedad óptima a los suelos para permitir la realización de estas tareas, indicó el último informe de la Bolsa de Cereales porteña.

Los técnicos relevaron esta situación en campos ubicados en General Madariaga, donde los primeros lotes sembrados con girasol ya exhiben plántulas emergiendo uniformemente.

También continúa la siembra en otras zonas girasoleras como en Pehuajó, donde los cultivos emergidos están sufriendo ataques de insectos, que obligó al control que se vio demorada por la imposibilidad de ingreso de los equipos pulverizadores.

En Salliqueló, el avance en la siembra oleaginosa superaba el 60 por ciento de la intención de siembra establecida al comienzo de la campaña, donde se constató un buen desempeño de los primeros lotes implantados.

También las lluvias registradas en los últimos quince días en Tandil generó un retraso importante en la siembra de girasol, mientras que ya se dio inicio a su cobertura en campos de Necochea, Tres Arroyos y San Cayetano.

Durante la semana, se culminó con la siembra en 25 de Mayo, donde sus campos exhiben una buena humedad en sus perfiles y ya se observan los primeros lotes germinados, a pesar de la falta de temperaturas adecuadas.

En La Pampa, General Pico, continuaban en forma lenta las labores de preparación del suelo y siembra del cultivo con adecuada humedad de la capa superior del suelo, y allí el estado de las cementeras es calificado como bueno.

Las labores de siembra aún no se han generalizado en la región y el avance de estos trabajos no superaría el 10 por ciento de la superficie total estimada.

A igual fecha de la campaña anterior, el avance siembra de girasol fue del 5 por ciento, al tiempo que se constató que continúan los ataques importantes de orugas cortadoras que son controlados mediante la aplicación de agroquímicos.

En Santa Rosa, continuaba la siembra de este cultivo y los trabajos de barbecho químico con residuales: los primeros emergidos están bien, en estado de dos hojas, con fuertes ataques del complejo de cortadoras ya que se observan sus daños que obligan a su aplicación con microencapsulados de liberación lenta para su control.

La condición hídrica del suelo ha mejorado notablemente en los últimos veinte días en la provincia de Chaco y ha quedado demostrado en los lotes de girasol, especialmente los más atrasados, que presentan un crecimiento y desarrollo significativo luego de las primeras lluvias, llegando a lotes que parecería nunca haber estado en condiciones de estrés.

Un poco distinta es la situación de las siembras tempranas, principalmente de julio, donde ya se encuentran en plena floración con un crecimiento bastante disminuido que en general no supera los 70 centímetros de altura y con un stand de plantas también reducido.