Lograron la absolución para Luz Aimé: «Gracias a quienes estuvieron conmigo estos dos años

 

Luz Aimé Díaz estuvo presa durante dos años por estar en la escena de un crimen, la procesaron por algo que no hizo y su juicio estuvo atravesado por la pelea contra la discriminación por el simple Hecho de ser trans.

Luz Aimé Díaz, una travesti de 23 años salteña batallaba contra los prejuicios de una justicia plagada de prejuicios. Hoy se logró su libertad y mediante un audio que se reenvió en distintos grupos agradeció a quienes estuvieron con ella y dijo que «estaba feliz de recuperar su libertad».

Hace dos años fue acusada por “robo agravado y privación de la libertad agravada” por un hecho que desconocía. El tribunal N° 8 ordenó su liberación y el retiro del dispositivo electrónico, ya que Luz había logrado la prisión domiciliaria en el hotel Gondolín.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA