Cristina  a Macri “Los derechos no se regalan, se ejercen y se reconocen por parte del Estado”

 

LANÚS-  A menos de 20 días para las elecciones legislativas del 22 de octubre y en el marco de una recorrida de campaña por Villa Caraza, en el partido gobernado por Cambiemos de Lanús, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner disparó munición gruesa contra el Gobierno de Mauricio Macri, principalmente respecto de los recientes casos de violencia institucional y las palabras del Presidente sobre el trabajo.

“El (Intendente Néstor Grindetti)) de acá es el de Panamá Papper ¿no? Porque también decían que venían por la transparencia”, recordó la candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires de Unidad Ciudadana, y le pidió al Ejecutivo de Cambiemos que deje de «psicopatear a la sociedad con amenazas y fantasmas que no existen», en referencia a los incidentes producidos en distintas manifestaciones de los últimos meses en que fotos y testimonios señalan la presencia de «infiltrados» para producir disturbios durante las protestas, y luego represión policial.

«Basta, que los vimos. Nos dimos cuenta. Basta de psicopatear a la sociedad con amenazas y fantasmas de cosas que no existen», arremetió CFK, al reclamarle a los dirigentes de Cambiemos que «no sean psicópatas, que costó mucho esta democracia, poder caminar en libertad y expresarnos sin miedo».

En esa línea, la exmandataria advirtió sobre «personajes que nunca nadie puede agarrar ni identificar, encapuchados que aparecen y desaparecen por arte de magia, como las amenazas en las escuelas, y no pueden ubicar a nadie».

«Que a la Policía le tengan miedo los ladrones, no la gente común que sale a la calle», completó Cristina, en un duro mensaje tanto a Macri como a su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La exjefa de Estado continuó con su crítica a los episodios conocidos en los últimos días, entre los que se destacó la detención y agresión de la Policía de la Ciudad a una joven por besarse con su esposa en la vía pública. CFK repudió el caso de «dos chicas del matrimonio igualitario que estaban dándose un beso en Constitución y la Policía las llevó presas», por lo cual responsabilizó al Estado.

«¿Estos dicen que son el cambio y la modernidad? En la dictadura de Onganía, prohibieron besarse en las plazas. Miren qué antiguos y cavernícolas son esta gente. Miren de dónde vienen, y pretenden ser la modernidad y el cambio. Verdaderos cavernícolas», dijo CFK destrozando a Macri y sus funcionarios.

En ese sentido, opinó que el de Cambiemos es «el mundo del revés, donde te hablan de cambios que parecen casi un ejercicio de tomada de pelo y cinismo a la gente». Y sostuvo: “Cambiaron muchos las cosas en la Argentina pero cambiaron para peor. Y ojo que no estábamos en un paraíso. Pero dijeron que iban a dejar lo que estaba bien y mejorar lo que estaba mal y ahora sacaron lo que estaba bien y empeoraron lo que estaba mal”.

Allí le contestó a Macri, que hoy por la mañana volvió a hablar de trabajadores que «sacan ventaja» y de que «lo que te hace feliz no es lo que te regalan». Cristina sostuvo que «alguien debería decirle a este Presidente empresario que los derechos no se regalan, se ejercen y se reconocen por parte del Estado».

«Nunca le regalamos trabajo a nadie», completó la exmandataria, y añadió: «Al contrario, reconocimos el derecho a todos a tener trabajo digno y buenos salarios».

En esa línea, señaló que desde la administración PRO «se inauguran comedores y merenderos», una práctica que, razonó, «no puede constituir una obra de gobierno ni una gestión».

Finalmente, acopañada por los candidatos a diputados Leopoldo Moreau y Vanesa Siley y el postulante a concejal lanusense Edgardo Depetri, entre otros, afirmó que «este 22 de octubre hay que cambiar» y elegir Unidad Ciudadana. «Ya probaron, y mirá cómo nos fue», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA