Desde que asumió en diciembre de 2015, Vidal cuadriplicó la deuda pública en pesos

Según un estudio del Instituto para el Desarrollo Económico y Social de Buenos Aires (IDESBA), durante su gestión en la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal reforzó los lineamientos de la política económica nacional a partir de promesas eficientistas y modernizadoras, con el fenomenal y único logro de cuadruplicar la deuda pública en pesos.

(InfoGE).- Los grandes pilares de la política económica bonaerense fueron el ajuste selectivo y la reconfiguración regresiva del gasto público junto a un inédito proceso de endeudamiento, que al darse en moneda extranjera y a corto plazo alimentó un explosivo esquema deuda-deuda.

Al igual que en el poder ejecutivo nacional, la modernización consistió en una retirada del Estado en áreas clave, aun cuando la provincia contó con la ayuda del gobierno nacional a través de cuantiosos recursos vía transferencias discrecionales.

El desfinanciamiento presupuestario fue selectivo, concentrado en especial en educación y cultura, y junto con las modificaciones en la estructura del poder ejecutivo redujeron las capacidades estatales vinculadas al desarrollo productivo sustentable y equitativo. La única partida presupuestaria que creció fueron los intereses de la deuda en el marco del inédito proceso de endeudamiento en moneda extranjera desde que asumió Vidal, que cuadriplicó la deuda pública en pesos.

Como resultado de las políticas nacionales y provinciales la actividad económica de la provincia se contrajo un 4,0% entre 2015 y 2018, concentrada en el sector productor de bienes (-8,7%). En especial en la industria, que a enero de 2019 acumuló una retracción del 6,7% con una fenomenal destrucción de empresas y de empleo.

Las consecuencias para las y los trabajadores bonaerenses son incluso más críticas que a nivel nacional: en 2018 el desempleo llegó a superar los dos dígitos (11,3%), se perdieron 48.056 puestos de trabajo del sector privado registrado y el poder adquisitivo de su salario fue un 7,6% menor. En el último año la pobreza y la indigencia se incrementaron considerablemente (6,3 y 2,5 puntos porcentuales), afectando a un 34,8% y 8,2% de los bonaerenses.

Así, la provincia más grande del país queda luego de 4 años bajo el gobierno de Cambiemos sumergida en una coyuntura sumamente crítica y vulnerable y con un enorme costo social.

DEJA UNA RESPUESTA