Embestida del gobierno contra los sindicatos  

 

 

CAPITAL FEDERAL- El sindicatos de Canillitas se convirtió en el cuarto intervenido desde la asunción del presidente Macri. Omar Plaini aseguró que la intervención del sindicato de Canillitas es una muestra de «persecusión política» por estar «comprometido con Unidad Ciudadana». Desde la cúpula de la CGT salieron en su apoyo y Juan Carlos Schmidt insistió en que la decisión judicial está «motivada por la patronal» por el apoyo del dirigente sindical al espacio que lleva a Cristina Fernández de Kirchner como precandidata a senadora.

«Sentimos la época de la dictadura tomando un sindicato, agradezco a la CGT, CTA. El miércoles haremos una asamblea. No podemos permitir el avasallamiento de las instituciones. No quisiera pensar que detrás de esto está el Grupo Clarín, pero ¿cómo sabían que iba a haber un allanamiento al sindicato?”, afirmó Plaini en declaraciones a Radio 10.

El secretario general sostuvo que «el Gobierno envalentona a los jefes» y que es el Gobierno el que habla de «grieta cuando la grieta genera desigualdad». Además enfatizó que «estamos comprometidos con Unidad Ciudadana y está claro que hay persecución».

Plaini aseguró además que se trata de un «ataque al movimiento sindical organizado».

«Es muy feo, muy injusto, muy indignante». «Esto no corresponde. Siempre estuvimos a derecho. Y hoy cuando llegamos nos encontramos con un sindicato de trabajadores con seis micros de Gendarmería, cien gendarmes. Nos duele el alma», expresó Plaini

El titular de los canillitas agradeció los apoyos, y aseguró que «es una injusticia, por una causa de 2013; cuando nos citaron, nos presentamos». Dijo además que «todo esto tiene un contenido político».

La decisión de enviar la gendarmería al SIVENDIA la tomó el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi. El allanamiento se produjo en el marco de una causa que se inició en 2013, cuando una agrupación interna disidente de la que encabeza Plaini hizo una presentación por presuntas irregularidades en las elecciones sindicales de ese año.

Ante esta denuncia, Plaini declaró que «sacamos el 89% de los votos en aquel momento, lo cual fue ratificado en un fallo unánime por la Corte Suprema de Justicia. Nosotros pedimos la prescripción de la causa. Pero cambiaron la carátula, y avanzaron por adulteración de documento privado».

«Aceleraron la causa por cuestiones políticas. Pedimos la nulidad de todo el proceso, la prescripción. Fuimos y nos presentamos. A los otros cinco compañeros que estaban imputados conmigo, los declararon libres falta de mérito, ¡y a mí me procesaron! ¡Qué sospechoso es todo esto! Hay una persecucicon política por habernos expresado públicamente y políticamente, se están violando todos los derechos», expresó Plaini.

«Claramente esto se va a repetir, porque hay un ataque al movimiento sindical argentino, no en vano hablan de mafias sindicales», sostuvo.

Agregó además que «los canillitas ratificamos que acompañamos a Unidad Ciudadana, que haga lo que quiera el juez; es una persecución política y un ataque al movimiento sindical organizado».

«A cuatro dias de un proceso electoral (elecciones en SIVENDIA) deciden la intervención del sindicato de canillitas, es muy sospechoso.

El sindicato está intervenido, clausuraron varios pisos, por un juez que no tiene competencia en lo laboral», remarcó Plaini.

DEJA UNA RESPUESTA