Soria: «Las consecuencias no son políticas, se miden en vidas»

Aviso publicitario
banner dia verde moron

El ministro de Justicia, Martín Soria, aseguró hoy que el fallo de la Corte Suprema en favor del Gobierno porteño por su «autonomía» para mantener las clases presenciales «lleva al límite el funcionamiento institucional», y sostuvo que las consecuencias «no son políticas, se miden en vidas».

«Avalar que cada provincia o ciudad pueda hacer lo que quiera para enfrentar la pandemia, es aceptar la derrota contra el virus», advirtió el ministro en su cuenta de la red social Twitter.

En ese sentido, manifestó que «la autonomía de la CABA, como la de las provincias, no es absoluta».

«El COVID trasciende fronteras y requiere políticas sanitarias federales», expresó el funcionario.

Asimismo, advirtió que «(el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez) Larreta judicializó la pandemia con una clara intención electoral» y señaló que «el año pasado, con la mitad de casos que ahora, adhirió a todos los DNU».

«¿Por qué cambió ahora?», preguntó el ministro de Justicia y sostuvo que «lamentablemente, la CSJN se prestó a este juego».

En ese contexto, aseguró que «con un argumento falaz, afirma que ‘no habla de políticas sanitarias’, pero en los hechos es eso lo que está haciendo» y preguntó: «¿Se va a hacer cargo de las consecuencias que genere esta decisión irresponsable?».

«Ninguna política aislada va a poder frenar la pandemia», destacó Soria y dijo que «lejos de posturas caprichosas buscaremos, como siempre, las vías necesarias para cuidar la vida de todas y todos».

El ministro comenzó el hilo de tuits, afirmando: «El fallo de la CSJN es una decisión política que lleva al límite el funcionamiento institucional. Pero las consecuencias no son políticas: se miden en vidas».

La Corte Suprema de Justicia de la Nación falló hoy a favor del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la demanda contra el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 241/2021 que, como una de las medidas sanitarias para mitigar la expansión de la segunda ola de coronavirus, determinó la suspensión de las clases presenciales en el AMBA.

En su resolución, el máximo tribunal concluyó que «se violó la autonomía» de la Ciudad en el artículo 2 del DNU 241/2021, cuya vigencia finalizó el viernes último pero cuyo objeto fue prorrogado con otra norma, el DNU 287/2021, que dispuso que en las zonas bajo «alerta epidemiológica y sanitaria» por la pandemia de coronavirus, las clases sean dictadas «exclusivamente a distancia» en todos los niveles educativos hasta el próximo 21 de mayo.

DEJA UNA RESPUESTA