Alicia Kirchner coordinó con la Gobernación bonaerense la ayuda a los damnificados

LA PLATA – La ministra de Desarrollo Social recorrió hoy las zonas afectadas por las inundaciones en La Plata y afirmó que se trabajará sin descanso de aquí hasta el momento que se logre reconstruir todo lo que el agua destruyó.

Alicia Kirchner se reunió con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y con el intendente de La Plata, Pablo Bruera, para coordinar las tareas de auxilio a los damnificados por el violento temporal que, según informó el mandatario provincial, ya cobró la vida de 51 personas.

“Hoy es el impacto de esta tragedia, pero mañana, pasado, dentro de uno, dos o tres meses, hay que seguir reconstruyendo todo”, afirmó la ministra en diálogo con la prensa.

Alicia Kirchner consideró que “solidariamente y con un compromiso muy fuerte lo vamos a poder hacer”, y aseguró que “yo estoy, como me lo pide la Presidenta, al servicio de los argentinos y lo voy a seguir haciendo con el tesón, el esfuerzo y el compromiso”.

“Ayuden a organizarnos y a ser solidarios porque esa es la manera de transformar y dar respuesta a realidades”, pidió la ministra.

Afirmó que “desde las primeras horas del 2 de abril estamos trabajando intensamente en todas las zonas afectadas, con nuestros equipos a full, mañana tarde y noche, con los depósitos abiertos permanente, y articulando con todos los ministerios del área nacional y obviamente acá en La Plata, donde el intendente hace las demandas que necesita a la Provincia y la Provincia nos las hace a nosotros”.

Admitió que “ante una emergencia, a veces hay ciertas cosas que se complican”, pero sostuvo que “ponemos todo, y el mejor testimonio que podemos dar es trabajo y poner la cara; trabajo de todo el equipo humano, porque nos encontramos con realidades que dan dolor, dan bronca, las muertes no las vamos a poder reconstruir pero vamos a poner todo para reconstruir lo que viene”.

Pidió a los vecinos “organización” y señaló que “hay muchos que están muy enojados y tendrán sus razones, pero otros, que no son vecinos sino agitadores o violentos, porque no quieren que se los ayude, pero yo voy a seguir trabajando cara a cara estando al lado del otro como nos pide la Presidenta”.

“Hoy más que nunca se necesita tener templanza y solidaridad; entiendo todos los enojos, lo que no entiendo es la violencia”, afirmó, para agregar que “los enojos posiblemente tengan mucha razón pero la violencia, la agresión nunca conducen a nada”.