Se desplegaron medidas de control tras el  brote de triquinosis en Pehuajó

 

PEHUAJÓ-  La provincia de Buenos Aires actúa sobre el brote de triquinosis registrado en Pehuajó, donde el municipio clausuró el establecimiento en el que se comercializaba la mayoría de los chacinados contaminados por no contar con la habilitación correspondiente.

Tras inspeccionar el predio con cerdos del dueño de la carnicería, los ministerios de Asuntos Agrarios y Salud, junto al SENASA, constataron la existencia de cerdas adultas (21 animales) y lechones (14 animales). Estos animales fueron interdictados inmediatamente con destino a faena controlada en matadero habilitado, habiéndose realizado la misma el día 27/01 en el Matadero El Horizonte de 9 de Julio.

Por otra parte, a la fecha, se procedió a interdictar otros 500 porcinos que serán enviados a faena controlada para ser analizados por triquinosis.

La carne de los 35 animales que ya fueron faenados, y que resultaron positivos, debe ser termoprocesada en un plazo de 48 horas; caso contrario, será decomisada.

Cómo prevenir la triquinosis

Desde la Dirección Provincial de Atención Primaria y la Oficina de Alimentos del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires explicaron que la triquinosis es una enfermedad infecciosa producida por un parásito. Se contrae por la ingestión de carne de cerdo contaminada, cruda, mal cocida o mal procesada.

Para prevenirla recomendaron evitar el consumo de carne de cerdo o alguno de sus derivados en cualquiera de esos estados y, ante todo, no comprar embutidos o chacinados que se promocionan como «caseros», porque eso quiere decir que carecen de los controles bromatológicos necesarios para garantizar su inocuidad.

También se recomienda que la gente se abstenga de comprar productos chacinados sin rótulo porque su presencia indica que el producto no tuvo un control sanitario durante su proceso de elaboración.

Los síntomas en la persona infectada se presentan con más fuerza a medida que pasa el tiempo y el parásito migra a través del cuerpo. Los primeros suelen ser diarrea y calambres abdominales y después puede presentarse fiebre alta, dolores musculares, dolor de cabeza y debilidad.