Disminuyó el número de conductores alcoholizados en las rutas

MAR DEL PLATA- Los controles de alcoholemia realizados en lo que va de la actual temporada de verano registraron menos conductores alcoholizados que el año pasado, mientras que también disminuyó el número de jóvenes intoxicados por abuso de sustancias atendidos en las guardias de la costa atlántica.

Sólo el 1,81 por ciento de los conductores que pasaron por los 9.302 controles resultó punible, es decir con exceso de alcohol en sangre, mientras que el 1,33 por ciento resultó positivo (con nivel de alcohol tolerable).

“La disminución de alcoholizados al volante es notable si se tiene en cuenta que en 2012 los casos positivos representaban el 7 por ciento del total, y los punitivos el 8”, afirmó el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia.

Otro de los puntos que destacó el gobierno provincial en un informe distribuido hoy «fue la disminución de jóvenes intoxicados por abuso de sustancias atendidos en las guardias de la costa», y de acuerdo al registro de la cartera sanitaria, «en los últimos cuatro años, los ingresos por intoxicaciones se redujeron en un 70 por ciento, al pasar de 428 en 2011 a 128 en enero de 2015».

Entre las sustancias que motivaron los ingresos, el alcohol continúa siendo la predominante en el 57 por ciento de los casos, “valor que de todos modos, viene disminuyendo sostenidamente en comparación con los años anteriores”, indicó la coordinadora de Regiones de la subsecretaría de Atención a las Adicciones, Patricia Mansi.

Para hacer frente a las intoxicaciones, equipos técnicos de la subsecretaría de Salud Mental y Atención a las Adicciones de la cartera sanitaria bonaerense reforzaron las guardias de los Hospitales de Santa Teresita, Mar de Ajó, Villa Gesell, Pinamar, Mar del Plata y Necochea, desde donde se desprenden las cifras.

En línea con estos resultados, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, señaló a través de un comunicado que los progresos en materia de prevención “se vienen dando de manera sostenida en cada temporada”, y resaltó que “la reducción de conductores alcoholizados, así como también la disminución de ingresos por intoxicaciones a las guardias de la costa son el resultado de un trabajo planificado que se realiza no sólo en el verano, sino que se replica desde hace 7 años con campañas y controles junto a cada uno de los municipios”.

Por otro lado, las inspecciones en bares y boliches de la costa se triplicaron en los últimos cinco años, al pasar de las 206 que se realizaron en enero de 2010 a las casi de 600 esta temporada, cuando se decomisaron un total de 967 botellas de bebidas alcohólicas.

Con respecto a las infracciones, el titular de Registro para el Expendio de Bebidas Alcohólicas (Reba), Juan Lauro, recordó que durante todo el año las autoridades sanitarias mantuvieron reuniones con los dueños de los locales nocturnos, quienes fueron notificados sobre la prohibición de comercializar alcohol a menores, advertencia que fue fundamental para la disminución de las infracciones.

Asimismo, las consultas por diarreas y otras enfermedades gastrointestinales también disminuyeron de forma considerable esta temporada en la costa, una tendencia que -según la directora de la Oficina de Alimentos, Mónica López- se viene repitiendo a lo largo de todo el año y que se debe a las múltiples campañas que promueven una correcta manipulaciones de los alimentos en cocinas y otros establecimientos.

De acuerdo a los registros de Vigilancia Epidemiológica, las diarreas se redujeron un 17 por ciento en los últimos tres años.

«La diarrea -uno de los trastornos intestinales más frecuentes-, se produce por falta de higiene del personal y de las instalaciones del lugar, así como también por un incorrecto lavado de manos», recordó López.

«No obstante, este marcado descenso de casos se atribuye en gran parte a la capacitación de personal que tiene acceso a la manipulación de alimentos y que fue sostenida en los últimos 4 años, a través de 250 efectores de salud, no sólo en la costa sino en toda la provincia”, aseveró.