Por la invasión de mosquitos, piden extremar las medidas contra el dengue

BUENOS AIRES- Desde el Ministerio de Salud confirmaron que la humedad, el clima cálido y las lluvias aceleraron la eclosión de los huevos de mosquitos culex como del Aedes aegypti, el transmisor de la enfermedad

«Si bien la mayor parte de los mosquitos que aparecieron son culex, y no revisten riesgo sanitario, este clima también favorece la proliferación del vector del dengue, de modo que hay que mantener las medidas de descacharrado más vigentes que nunca», advirtió el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, sobre la invasión que se produce en la provincia desde el pasado sábado.

Según informó el Servicio Meteorológico Nacional, el clima húmedo y caluroso se prolongará durante toda la semana. De esta manera, se crean las condiciones climáticas ideales para que los huevos de mosquito eclosionen y nazcan en grandes cantidades.

«Los mosquitos culex, los más comunes, se crían en zanjas, espejos de agua, en el pasto y también en recipientes», explicó el director provincial de Atención Primaria, Luis  Crovetto. Y agregó que si bien pican mucho y resultan molestos «no implican un riesgo para la salud y las únicas recomendaciones posibles para evitar la picazón consisten en el uso de repelentes, aerosoles o tabletas ahuyentadoras».

Sin embargo, a diferencia del culex, el Aedes aegypti, que es el mosquito transmisor del dengue, sí acarrea  un riesgo severo para la salud. Este insecto se cría solo en el ámbito doméstico, en las paredes de todo aquello que pueda funcionar como recipiente y acumular agua, aclararon. Las autoridades sanitarias provinciales insistieron en extremar las medidas.

«Como no existe una vacuna efectiva contra el dengue, es necesario llegar a la comunidad para recordarle la importancia de desechar todos los lugares donde puede criarse el Aedes aegypti, ya que es el único insecto que transmite esta enfermedad, y se alimenta de la sangre humana», sostuvo Crovetto.

Finalmente, recordó que el dengue es una enfermedad viral que se manifiesta con decaimiento, dolores de cabeza, musculares y detrás de los ojos. No se transmite de persona a persona, y se contrae al ser picado por un mosquito que antes picó a una persona infectada.

El dengue provocó cinco muertes en 2009 en el marco de un brote registrado en casi todo el país, mientras que en marzo de 2011 produjo el deceso de una adolescente en Salta, afectada por el tipo hemorrágico de la enfermedad.

El Ministerio de Salud de la Nación reportó el 5 de noviembre que en 2010 los casos de dengue fueron 1.280, en 2011 se redujeron a 322, en 2012 a 272 y en 2013 sumaron 2.218 «dada la compleja situación de Paraguay y Brasil».

 

Recomendaciones para prevenir el dengue

 

Vaciar, dar vuelta o colocar bajo techo todo elemento que tenga una pared firme y que pueda colectar agua: como baldes, frascos, botellas, juguetes o cubiertas que puedan quedar a la intemperie en los patios.

Limpiar las canaletas con regularidad para favorecer el drenaje del agua y tapar los tanques de agua.

En el interior de las viviendas, cambiar asiduamente el agua de floreros y recipientes donde beben las mascotas.

Colocar mosquiteros en puertas y ventanas.

Usar aerosoles repelentes, tabletas insecticidas o espirales.

Triturar, cerrar o quemar (si está permitido) la basura y los desechos acumulados cerca de las viviendas, ya que pueden acumular agua de lluvia.

Turistas: para aquellos que decidan visitar zonas donde se registran brotes de dengue se recomienda usar repelentes, ropa clara que cubra la piel, insecticidas y mosquiteros.