Planifican fuerte control de alcoholemia en rutas

LA PLATA- Más de 80 inspectores del ministerio de Salud bonaerense controlarán desde el próximo 15 de diciembre la venta de alcohol en bares y boliches de la Costa Atlántica y realizarán test de alcoholemia en rutas, en el marco del Operativo Verano que pondrá en marcha el gobierno provincial.
Los controles de alcoholemia serán realizados de día y de noche en distintos puntos de la ruta 2 que tiene destino hacia la Costa Atlántica, ruta 3 en los ingresos a Las Grutas y en ruta 9 para controlar a los turistas que se dirigen a Córdoba, Rosario y Entre Ríos, precisó un comunicado de la cartera sanitaria.
También habrá controles en las vías interbalnearias, en los ingresos a las ciudades de San Bernardo, Villa Gesell, Mar del Plata, San Clemente, Santa Teresita y Pinamar, y otros puntos turísticos de la Provincia.
Los tests estarán a cargo de inspectores de la dirección provincial del Registro y Control de Comercialización de Bebidas Alcohólicas (ReBA) en un trabajo conjunto con la dirección provincial de Política y Seguridad Vial de la Jefatura de Gabinete, la Superintendencia de Policía de Seguridad Vial del ministerio de Seguridad de la Provincia y las áreas de tránsito de los diferentes municipios.
El ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Alejandro Collia, aseguró que “durante el verano intensificaremos los operativos de control de alcoholemia, sobre todo en la costa. Cada vez que detectamos que una persona no está en condiciones de manejar sabemos que es un accidente probable que se previene”.
Los inspectores contarán con 25 alcoholímetros, 9 camionetas, 10 carteles con sistema Upper, 25 conos, 10 stands (compuestos por 10 sombrillas, 10 mesas y 30 sillas), indumentaria oficial (160 chombas, 80 camperas y 100 gorras), entre otros elementos.
El Operativo de Verano no se limita a los controles de alcoholemia a conductores sino que también habrá inspecciones a boliches bailables, bares, restaurantes, cantinas, cervecerías, cafeterías y también a supermercados, almacenes, kioscos y comercios similares para controlar que no se venda alcohol dentro de los horarios prohibidos por ley.
Por otra parte, se realizarán inspecciones a balnearios, campings, hosterías y hoteles, donde también se expenden bebidas alcohólicas, sobre todo para controlar la venta a los adolescentes.
También se repartirá folletería para abordar la prevención de adicciones y el uso problemático de sustancias, ayudando a la toma de conciencia de las elecciones cotidianas.