Zabaleta: «Acuña se dedicó a armar proyectos políticos superficiales en lugar de gobernar»

HURLINGHAM- El primer candidato a concejal del Frente para la Victoria en Hurlingham, Juan Zabaleta, cuestionó al intendente Luis Acuña, alineado políticamente con Sergio Massa, por «haberse dedicado armar proyectos políticos superficiales en lugar de gobernar», y dijo que este distrito «se perdió la oportunidad de articular una política con los gobiernos de la provincia y de la Nación» para lograr su desarrollo.

En una entrevista con Télam, el postulante kirchnerista al Concejo Deliberante trazó un panorama de las «falencias» que tiene la localidad ubicada en el oeste del conurbano por la gestión del intendente del Frente Renovador que, ya lleva doce años en el cargo, y señaló que «desgraciadamente encabeza las estadísticas negativas en salud, educación, seguridad y medio ambiente».
`Juanchi´, como lo conocen en la militancia política, planteó que «Hurlingham se perdió una oportunidad, al menos hasta este momento, de articular una política con el gobierno provincial y nacional como sucede desde hace diez años de cara al conurbano, y al distrito».
«Los responsables del distrito no aprovecharon la posibilidad de tener obras de infraestructura, de ser parte de un desarrollo de las políticas sociales, y tienen muchos problemas con los fondos que descentraliza Nación y provincia de cara al sostenimiento de los establecimientos educacionales», agregó.
El candidato dijo además que esto sucede porque el massista Acuña «en lugar de gobernar, se dedicó a armar proyectos políticos superficiales que no benefician al distrito».
En ese sentido, Zabaleta dijo que Hurlingham encabeza «las estadísticas negativas y es el municipio que aporta mayor contaminación al río Reconquista, a partir del arroyo Morón en el tramo de Hurlingham, que contiene los metales pesados y más contaminantes al no haber un control de los fluentes en las fábricas del distrito».
El dirigente dijo que «desgraciadamente en esta zona se concentra la mayor cantidad de hechos delictivos producidos por menores» y agregó que «no se hizo nada por incorporarlos a un sistema que es el de la educación, la construcción, y el deporte».
En este sentido, Zabaleta agregó que «este distrito no tiene políticas de contención y las estadísticas marcan, de acuerdo al censo del 2010, que tenemos 7.000 jóvenes de 18 a 25 años que no trabajan ni estudian, teniendo un proyecto político que creó 1.800 escuelas, 9 universidades y polideportivos».
«Nosotros comenzamos a articular políticas tanto con los gobiernos de Daniel Scioli como de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para acercar los programas nacionales», y en ese sentido mencionó el que brinda la Secretaría de Comercio «con precios accesibles para que los vecinos puedan comprar productos más baratos, como pollo, carne y lácteos».
Zabaleta dijo que «todo lo que se ve cuando uno camina por el distrito es el cementerio en estado calamitoso, basura, contaminación, inseguridad con cámaras que no funcionan y por eso estamos muy preocupados, pero queremos dejar de comentar los problemas para comenzar a resolverlos día a día».
Hurlingham «no tenía visibilidad de todos estos problemas que estamos contando, y esto sucede porque es un gobierno sin gestión», puntualizó, y añadió que el Concejo Deliberante «sólo se dedica a aprobar excepciones al código urbano para construir dúplex y triplex sin ningún tipo de control».
«Claramente estamos en presencia de un personaje que gobierna desde arriba de un caballo, con un rebenque mirando a la gente y sometiéndola», describió en referencia al jefe comunal Acuña.
Zabaleta señaló que «los vecinos saben que el gobierno nacional y el provincial hacen aportes al distrito en salud, en educación y quieren que Hurlingham deje de ser el patio trasero de Morón para ser un distrito y se sume a este modelo de desarrollo».
Al respecto, el primer candidato a concejal por el FPV apuntó que ya «no quieren que el intendente sea solo para cobrar el ABL (alumbrado, barrio y limpieza)», sino que «asuma los compromisos de gobernar garantizando salud, educación, seguridad y desarrollo» y que «no haya más discrecionalidad en políticas sociales y de vivienda».