Quedó procesado el maquinista del tren que provocó tres muertos en el accidente en Castelar

 

MORÓN- El maquinista de tren Daniel Alberto López, que conducía la formación de la línea Sarmiento que el 13 de junio último chocó a otra en cercanías de la estación Castelar y causó tres muertos, fue procesado sin prisión preventiva por el delito de «estrago culposo agravado».

Así lo informaron hoy fuentes judiciales y detallaron que el procesamiento fue dictado por Jorge Rodríguez, titular del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 2 de Morón, quien acusó al motorman de haber conducido el tren «de forma negligente».

El magistrado, a la vez, ordenó trabar embargo por 10 millones de pesos sobre los bienes del acusado, de 52 años y apodado «La Brujita», y sobreseyó parcialmente a otros tres ferroviarios: Raúl Eduardo Ahumada, maquinista; Raúl Martín Mendes, coordinador; Ernesto Rafael Bizantino, gerente.

El maquinista no frenó en ningún momento, sostuvo el juez, y «desde su salida de la estación Morón lo único que el encausado López hizo, en cuanto a la conducción se refiere fue: tocar la bocina, responder a la señal de hombre vivo y acelerar. Ni más ni menos.

«En el último tramo de su recorrido (López) condujo el equipo ‘chapa 1’ cargado de pasajeros sin respetar las señales lumínicas que lo advertían y a 61 kilómetros hora chocó al ‘chapa 19’ que ocupaba la misma vía de circulación»

Y «no aplicó», añadió, «ninguna de las alternativas de frenado a su alcance con capacidad para ello ni descendio´la velocidad con el corte de tracción».

Para el juez Rodríguez el choque «no se produjo por fallas o desperfectos en la formación chapa uno» que llevaba López y achacó a éste lo que a su entender debería haber hecho «e incumplió: respetar las señales lumínicas y frenar para evitar la colisión».

En el accidente murieron tres jóvenes, recordó el juez, y mencionó a las víctimas mortales: Exequiel Agustín Vargas, de 18 años; Cristian Darío Nuñez, de 31; y María Laura del Zompo, de 38; y a la vez resaltó que, según las pericias, resultaron heridos «65 pasajeros».

El fiscal federal de Morón Sebastián Basso ya había pedido la detención del maquinista, por entender que «no aplicó ninguno de los comandos habilitados en la cabina para hacer cesar la tracción del tren».

Elevó el pedido de procesamiento de López 10 días después de que una pericia al tren chapa 1 no encontró problemas mecánicos y advirtió que tampoco se encontró «evidencia objetiva de falla o mal funcionamiento de los sistemas de freno».

Esa pericia detalló «los recursos disponibles para detener el tren» y afirmó que «no se han encontrado objetivamente indicios de que hayan sido activados por el conductor».

López aseguró en la declaración indagatoria que accionó los frenos pero no le respondieron.