Juicio a torturadores

BAHIA BLANCA- El fiscal de la Procuración General de la Nación, Félix Crous, afirmó que los 17 imputados en el primer juicio en Bahía Blanca por violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura “son torturadores en ejercicio de la tortura” .
Croux formuló esta expresión durante su alegato, en el que junto con su par Horacio Azzolín acompañó al fiscal Abel Córdoba en el pedido de penas de prisión perpetua contra 14 de los 17 imputados entre los que se encuentran integrantes del Ejército y de la Policía Federal.
“Quien desaparece el cadáver de otro, quien mira a otro despedir los restos de un ser querido ingresó por su propia decisión en el terreno de la barbarie», dijo ante el Tribunal.
Para el fiscal, «aquí está la barbarie, la negativa a ese acto esencial de la vida que es la despedida de los seres queridos bajo los ritos que cada uno tengamos según nuestra creencia, esa negación pone a quien lo comete desde el fondo de los tiempos en el terreno de la barbarie”.
En ese contexto, Croux señaló que “todo lo que se diga para justificarlo después, será simplemente un mero discurso de encubrimiento que dejará más desnudo todavía la profunda degradación moral de quien así procede”.
Durante su exposición el funcionario judicial habló sobre la escena más temida para cualquier persona que es padre y que tiene que ver con la muerte de un hijo.
“No hay nada en la vida de cualquier persona que sea más temido que la muerte de un hijo. Todos nos alteramos ante la enfermedad mas nimea, que sabemos que es transitoria, de cualquiera de nuestros hijos, y estoy seguro que también que ésto le sucede a los acusados”, dijo.
Agregó que “las madres que buscan a sus hijos reclaman para mitigar su dolor un hijo muerto” al agregar que “tienen ahora la clara dimensión, por si no la tenían, de de cuál es el daño que han ocasionado estos señores”.
Crouxle señaló a los jueces del Tribunal que “han asistido a un largo juicio como casi todos estos juicios por crímenes de lesa humanidad, han escuchado a las víctimas mal llamadas testigos de su propio calvario, son las denominaciones que el sistema procesal nos ofrece, han sido testigos de algún modo de todo lo ocurrido”.
“La verdad es que seguramente coincidirán conmigo en que las palabras son insignificantes, insuficientes para poder calificar los hechos que son traídos a conocimiento del Tribunal”, expresó.
El pedido de prisión perpetua comprende a Osvaldo Bernardino Páez, Hugo Jorge Delme, Juan Manuel Bayón, Mario Carlos Antonio Méndez, Jorge Enrique MansuetoSwendsen, Jorge Aníbal Masson, Hugo Carlos Fantoni, Walter Bartolomé Tejada, Norberto Eduardo Candal, Jorge Horacio Granada y Carlos Alberto Taffarel, quienes fueron parte del V Cuerpo de Ejército durante el terrorismo de Estado.
La misma pena fue solicitada para Héctor Arturo Goncalves, Vicente Antonio Forchetti y Héctor Jorge Abelleira, los cuales actuaron en la represión como integrantes de la Policía Federal.
Para Carlos Alberto Contreras, de la misma fuerza policial, la fiscalía pidió una pena de 21 años de prisión, mientras que para Héctor Luis Selaya y Reynaldo Miraglia, del Servicio Penitenciario Bonaerense, se solicitó 25 años de cárcel.