Llega al Senado el proyecto de Fertilización Asistida

 

BUENOS AIRES-  El proyecto de Ley que garantiza a todos los ciudadanos el acceso integral a los procedimientos de fertilización asistida ingresó al Senado y será girado probablemente para su tratamiento a la comisión de Salud y Deportes que preside el radical José Cano.

La iniciativa apunta a «garantizar el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de Reproducción Médicamente Asistida», entendiéndose por ello a los procesos realizados con asistencia médica para conseguir un embarazo.

Entre las técnicas comprendidas figuran las de baja y alta complejidad que incluyan o no la donación de gametos o embriones; así como los futuros procedimientos desarrollados mediante avances técnico-científicos.

En el Ministerio de Salud de la Nación se creará un registro único en el que deben estar inscriptos todos los establecimientos sanitarios habilitados para ejercer técnicas de reproducción asistida.

Tendrán derecho a acceder a los procedimientos y técnicas de reproducción asistida toda persona mayor de edad que haya explicitado su consentimiento informado. El consentimiento es revocable hasta antes de producirse la implantación del embrión en la mujer.

El sector público de la salud, las obras sociales y todos aquellos agentes que brinden servicios médicos asistenciales incorporarán como prestaciones obligatorias la cobertura integral del diagnóstico y los procedimientos sobre inducción de ovulación, estimulación ovárica controlada, desencadenamiento de la ovulación, técnicas de reproducción asistida y la inseminación intrauterina, intracervical o intravaginal con gametos del cónyuge, pareja conviviente o no, o de un donante.

En el Programa Médico Obligatorio quedan incluidos también los procedimientos de diagnóstico, medicamentos y terapias de apoyo.

También quedan comprendidos en el Programa Médico Obligatorio los servicios de guarda de gametos o tejidos reproductivos para aquellas personas, incluso menores de 18 años que por problemas de salud o por tratamientos médicos o intervenciones quirúrgicas puedan ver comprometida su capacidad de procrear en el futuro.