La provincia fabrica medicamento para tratar intoxicaciones con plomo

LA PLATA-  El ministerio de Salud bonaerense comenzó a producir un fármaco para tratar intoxicaciones con plomo, que los laboratorios privados habían dejado de fabricar por considerar que no era rentable.

La Provincia de Buenos Aires se convirtió en la nueva productora nacional de Edta Calcio, un medicamento irremplazable para las personas que sufren intoxicaciones con plomo en sangre, un contaminante que puede ocasionar la muerte.

“Estoy orgulloso de anunciar que terminamos y entregamos la primera partida de Edta Calcio. Son 10 mil ampollas inyectables que, esperamos, cubrirán la demanda por dos años en Argentina”, afirmó el ministro de Salud provincial Alejandro Collia

El medicamento había dejado de producirse en la industria privada porque a las farmacéuticas no les resultaba redituable y ahora se produce en el Laboratorio público Tomás Perón de La Plata.

La fabricación está a cargo del ministerio de Salud provincial, quien trabaja en forma conjunta con el laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba.

Es la primera vez que el ministerio de Salud provincial se hace cargo de producir un medicamento dejado de lado por la industria privada y en trabajar en conjunto con otro laboratorio público para un fin común, se informó.

“El laboratorio dejó de hacerlo por el bajo costo de venta y porque no es de requerimiento masivo”, explicó el director de Producción del Tomás Perón, Aníbal Mombiela, quien aclaró que en ese momento se convirtió en un medicamento «huérfano»: es decir que no había nadie en el país que lo produjera.

La jefa del Servicio de Toxicología del hospital de Niños de La Plata, Ana Girardelli, explicó que las intoxicaciones con plomo también afectan a los menores.

“Los casos graves corresponden casi en su totalidad a intoxicaciones accidentales en niños por ingesta única o reiterada de altas dosis”, aclaró.

Explicó que por ejemplo, se registra en niños que ingieren perdigones, tierra contaminada o pintura de juguetes ilegales. Pero los que más riesgo corren son los trabajadores en contacto con plomo.

El primer lote de producción realizado por el Tomás Perón fue una prueba de 500 ampollas, pero ante la demanda, se produjeron 10 mil ampollas, las cuales cubrirán la demanda nacional por dos años, según se explicó.