Continúan las obras de oxigenación del Riachuelo

CAPITAL FEDEAL- Representantes de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) confirmaron la construcción de seis cascadas destinadas a la oxigenación de las aguas en la cuenca inferior y aclararon que esas obras forman parte de un Plan Integral de Saneamiento Ambiental «que incluye la salud, el urbanismo, los controles ambientales, la relocalización de vecinos, los controles industriales y las obras de infraestructura».

«Cuando nosotros hablamos de la recuperación del río no hablamos solo de la recuperación del agua sino de la recuperación de todo el ecosistema que está en la cuenca», afirmó el director de Relaciones Institucionales del Acumar, Antolin Magallanes,en declaraciones Radio Télam.

Las cascadas de oxigenación, que estarán ubicadas en La Boca, Villa Soldatti, Lugano, Lanús, Avellaneda y Dock Sud, forman parte de un proyecto desarrollado por la empresa estatal AySA y la Universidad de Buenos Aires.

Las obras de las dos primeras cascadas ya fueron adjudicadas y tendrán un costo cercano a los 80 millones de pesos cada una, y su construcción demandará un plazo de dos años.

Las estaciones, según explicó Magallanes, son complementarias a la gran obra de saneamiento que representa la construcción del Colector Margen Izquierdo, un ducto subterráneo que llevará los líquidos cloacales a dos piletas de decantación ubicadas en las localidades de Dock Sud y Berazategui, esta última ya construida y en funcionamiento desde hace cerca de un año.

«Ese ducto va a tomar todo el liquido cloacal que hoy es el 70 u 80 por ciento de la contaminación que recibe el Riachuelo», señaló el funcionario, y aseguró que la obra «va a hacer que la mejora del río sea muy importante y va a suplir todo el problema de cloacas que teníamos en el sur de la ciudad y en la provincia de Buenos Aires».

«Complementando esa gran obra lo que necesitamos es que el agua comience a tener oxígeno, y en muchos lados lo tiene, pero en la cuenca baja que va desde el Puente La Noria a la Boca la contaminación es más intensa», afirmó el funcionario.

«Esta zona va a tener estas cascadas que van a elevar las aguas a una altura de cinco metros y la va a reintroducir en el curso del riachuelo», agregó.

Magallanes indicó que «la realidad es que todas estas obras tienen un complemento, todas funcionan en la medida que avanza el plan integral que estamos llevando adelante».