Impulso a las economías regionales con una importante inyección de dinero

 

BUENOS AIRES- El gobierno nacional pondrá en marcha en los próximos meses el Programa de Competitividad de Economías Regionales, orientado a fortalecer un conjunto de cadenas de valor localizadas en provincias extra pampeanas.

Las cadenas de valor a beneficiar serán la arrocera, azucarera, apícola, avícola, caprina, foresto industrial, frutícola, hortícola, olivícola, de ganado ovino, pesquera, té, textil algodonera, vitivinícola y de yerba mate

El programa se respaldará en una financiación parcial de 200 millones de dólares, aprobada hace diez días por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a la cual se añadirán 20 millones de contrapartida local.

La iniciativa gubernamental tiene como objetivo específico disminuir costos de esas cadenas, a través de mejoras en actividades logísticas priorizadas.

Del mismo modo, se apoyarán inversiones que mejoren la competitividad a partir de incrementos en la productividad, la agregación de valor, la innovación y el acceso a los mercados.

El Programa, cuyas acciones se desplegarán durante un quinquenio, procurará asimismo mejorar la coordinación entre las distintas intervenciones oficiales de apoyo al desarrollo productivo en las economías regionales El Programa, cuyas acciones se desplegarán durante un quinquenio, procurará asimismo mejorar la coordinación entre las distintas intervenciones oficiales de apoyo al desarrollo productivo en las economías regionales.

Los objetivos buscados por el Gobierno nacional son el aumento del empleo y de las exportaciones, como consecuencia de las mejoras en la calidad y en los costos de los servicios logísticos.

También se prevé una inversión creciente -por el aumento del acceso al crédito de las empresas-; la introducción de innovaciones tecnológicas y el mayor acceso a mercados de los productos regionales.

Como resultado de esas acciones se anticipa un incremento del Producto Geográfico Bruto per cápita en las provincias y municipios beneficiados por el programa, superior al registrado en áreas de la región Centro del país.

Para definir el primer grupo de cadenas productivas a apoyar, el gobierno nacional y el BID definieron tres criterios.

El primero de ellos alude a la incidencia de la cadena en materia de producción; su grado de agregado de valor provincial; el dinamismo en años recientes y el potencial de tracción de otras actividades económicas en esas localidades.

El segundo criterio contempla el peso de las exportaciones de la cadena en las economías extra pampeanas; la orientación a mercados externos; el dinamismo reciente y el potencial de crecimiento en los mercados globales.

Para elegir la cadena a beneficiar, el Programa gubernamental evaluará asimismo el nivel y calidad del empleo, así como las probabilidades de expansión.