La Coalición Cívica rechazó la rendición de cuentas de Lucas Ghi

El Bloque de la Coalición Cívica en el Concejo Deliberante de Morón rechazó la rendición de cuentas presentada por el oficialismo.

El presidente del Bloque CC, el concejal Alejandro Bormioli, argumentó la decisión afirmando que “mientras menor es la autonomía presupuestaria de Morón, y por ende, mayor su dependencia económica hacia los gobiernos provincial y Nacional, mayor es la adscripción de sus referentes políticos al kirchnerismo”.

En ese sentido, graficó que “mientras en 2008 se hacía gala de que los ingresos locales representaban el 70% del presupuesto –a diferencia de otros municipios de la zona-, encontramos que en 2010 la participación de los recursos de origen municipal alcanzaron tan sólo el 56%.” y agregó “Hemos perdido 14 puntos de autonomía presupuestaria, económica, tributaria y política”.

Por otra parte, sostuvo que “el año pasado fue simbólicamente muy fuerte, en 2005 nos habían prometido que a partir de 2010 en Morón entraría en la modernidad: no habría más calles de tierra y todos los vecinos de nuestro municipio contarían con los servicios de agua, cloacas, electricidad y gas. Resultó mentira”. Y agregó “resultó mentira porque hay miles de vecinos sin agua, poseemos entre 350 y 400 calles de tierra y tenemos más de 100.000 vecinos que actualmente no poseen cloacas”.

Para la Coalición Cívica moronense “si en 1999 derrotamos a Rousselot en la pelea por las cloacas y luchando contra uno de los servicios de recolección de residuos más caros, hoy no podemos estar pagando 65 millones de pesos a Urbaser y tener decenas de miles de vecinos sin acceso a la red cloacal, y menos aún prometer que en 2017 ya estará todo resuelto”.

Finalmente, Bormioli comparó “el Presupuesto Participativo, calificado en extensos discursos como pilar de este Gobierno, de la democracia de proximidad y de un supuesto nuevo modelo de gestión ha ejecutado $2,5 millones. En cambio, la partida de publicidad ha percibido recursos por el monto de $4,5 millones” y sentenció “esto, en los hechos, muestra las prioridades políticas del oficialismo mucho más cerca de la instalación de una fuerza partidaria en el plano nacional que en torno a la participación democrática de los vecinos de Morón”.