La Iglesia preocupada por la falta de trabajo

CAPITAL FEDERAL- La Iglesia católica se pronunció sobre la “creciente desocupación” y elevó un mensaje con sabor a crítica hacia el gobierno nacional. «El pan sin trabajo es dádiva, y el trabajo si no trae el pan, es injusticia», expresaron desde la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

Al mismo tiempo reclamó «creatividad» para sostener y generar «trabajo con dignidad», al recordar que «el pan sin trabajo es dádiva, y el trabajo si no trae el pan, es injusticia».

No solo los sectores gremiales se encolumnaron  el Día del Trabajo  para reclamarle al gobierno nacional el cese de los despidos, así como las medidas que afectan la industria nacional, como lo es la apertura de importaciones.

La Iglesia católica también ha decidido pronunciarse sobre la situación actual del país y tal como acostumbraba a hacer durante el mandato kirchnerista, advirtió sobre el incremento de la desocupación y la pobreza en el país.

“Vivimos a nivel global -y con repercusiones locales importantes- una crisis en el ámbito laboral. Trabajadores no registrados, explotados, y una creciente desocupación. Lamentablemente hoy ni siquiera los trabajadores debidamente registrados tienen un ingreso adecuado y unos cuantos siguen debajo de la línea de pobreza», manifestó el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano.

Con el surgimiento del Jorge Bergoglio como nuevo Papa, la iglesia argentina pareciera buscar adecuarse en la línea discursiva que maneja Francisco. Es por ello que instó a “cuidar los puestos de trabajo y generar otros nuevos”, sin mencionar al gobierno nacional, pero de alguna forma dejándolo expuesto.

Monseñor Jorge Lozano.

Citando a las propias palabras del Papa Francisco, determinaron que es necesario «un cambio de mentalidad tendiente a buscar otros modos de entender la economía y el progreso».

Al mismo tiempo, la Pastoral Social de la diócesis de San Isidro reclamó «creatividad» para sostener y generar «trabajo con dignidad», al recordar que «el pan sin trabajo es dádiva, y el trabajo si no trae el pan, es injusticia».

Finalmente, en el marco del día del trabajador, la Iglesia encausó su mensaje hacia las personas que actualmente se encuentran sin trabajo o han sido despedidas, al firmar que “hay que defender los derechos de los trabajadores, especialmente de aquellos que por la falta o la pérdida del empleo o por su precariedad, ven profundizadas sus dificultades como consecuencia del agravamiento de la situación económico social».

 

I

 

DEJA UNA RESPUESTA