Tiroteo y persecución en William Morris

En el mediodía de ayer un  delincuente murió, otro fue detenido con heridas y al menos otros dos lograron escapar luego de una persecución desde San Miguel hasta Kilómetro 18 en Hurlingham, que incluyó tiroteos en diferentes sectores, hasta el robo de un patrullero para huir.

El hecho comenzó en la mañana de ayer, cuando los ladrones asaltaron a una familia y robaron su camioneta en la localidad de San Miguel.

Personal de la comisaría de Hurlingham comenzó a seguirlos  en medio de un operativo cerrojo al que se sumaron  efectivos de zonas aledañas.

Los ladrones se dirigieron hacia una villa cercana a ruta 201 y avenida Pirovano, en San Miguel, donde la policía logró rodearlos y se enfrentaron a tiros con los delincuentes,  quienes respondieron con disparos de fusiles FAL contra los policías.

Varias de las balas impactaron en el patrullero, razón por la cuál los efectivos bajan del auto para refugiarse de la balacera.

Uno de los sospechosos resultó herido y detenido, con dos pistolas de grueso calibre y un fusil FAL en su poder.

En el momento en que el primer delincuente era arrestado, sus cómplices se subieron al patrullero abandonado para escapar en él rumbo a William Morris, el que minutos después lo abandonaron.

La persecución al abandonar el auto oficial siguió a pie y el grupo de ladrones fue alcanzado a los pocos metros, ya en la localidad de Bella Vista, donde se desató un nuevo  enfrentamiento armado con la policía y como resultado uno de los delincuentes fue  abatido.

El resto de los mal vivientes  alcanzaron a escapar y el caso está en manos del fiscal de instrucción de Malvinas Argentinas Pablo Rolón.