“Hay que ampliar el movimiento hasta el límite que nos cueste más” afirman en el Grupo Dorrego que conduce Mario Oporto

Aviso publicitario
banner moron

En la sede del Frente Nacional Peronista de La Plata se realizó un encuentro organizado por el grupo Dorrego, que conduce Mario Oporto, en el que el sociólogo Gabriel Merino ofreció un panorama de la actualidad geopolítica y del rol de Argentina y América Latina en el nuevo mapa mundial.

En la reunión, de la que participaron militantes de la agrupación, se elaboró un documento que se seguirá enriqueciendo con el aporte de todos: “este encuentro es para hacer un diagnóstico de la situación actual del peronismo y del país, para poder elaborar nuestro aporte a un proyecto nacional y popular que sume, que contenga, que se anime a debatir mirando al futuro” dijo Oporto.

“El Grupo Dorrego -señala el documento-, justicialistas de la Provincia de Buenos Aires nos reunimos para manifestar nuestra decisión de sacar el bastón de mariscal de nuestra mochila, y hacerlo sin pedir permiso a nadie, como alentara Cristina Fernández de Kirchner al conjunto de la militancia peronista. Esta no es una tarea individual sino colectiva. Es una búsqueda de acuerdos y no de enfrentamientos internos”.

Y continúa llamando a la unidad y a ampliar el espacio: “Hay que ampliar el movimiento hasta el límite que nos cueste más, buscar al lejano, ir a las fronteras, reunir lo disperso. El sectarismo es la antítesis de la unidad. Las luchas políticas permanentes son siempre un exagerado consumo de fuerzas y energías que llevan a la desmesura y al desorden, y que impiden que la experiencia de la justicia social finalmente prospere. Para ser una Nación, las coincidencias deben ser más fuertes, más resistentes, que el ejercicio inevitable de nuestras muchas discrepancias políticas”.

“Somos un colectivo que se construye con diversas compañeras y compañeros, de plurales identidades y recorridos políticos. Respetamos las realidades territoriales, las representatividades sectoriales, los liderazgos locales” agrega. Con los ojos puestos en el 2023. El grupo Dorrego invita a “acompañar aquellas políticas que tengan a las más y los más vulnerables en el centro” y a “Gobernar para mejorar las condiciones de vida de los sectores desfavorecidos, entendiendo que es el Estado el que debe reparar aquellas injusticias de origen”.

“La pobreza, la discriminación, las desigualdades, la segregación social nos convocan a organizar una fuerza que esté a la altura de las demandas contemporáneas para la construcción de una sociedad justa, democrática y plural. Nuestra tarea es tener ojos en el futuro” expresa el documento.

Se proponen trabajar “para construir un movimiento heterogéneo en su composición y homogéneo en el proyecto político que incluya a la clase obrera y también a los pequeños propietarios, profesionales, comerciantes, al campo, a la industria. El camino es la unidad”, concluyen.

DEJA UNA RESPUESTA