Mariotto manifestó su respaldo a los trabajadores de YPF de Ensenada

ENSENADA – A través de un comunicado oficial de la Cámara de Senadores bonaerense, se informó que el vicegobernador prometió trasladar la inquietud de los empleados de la refinería que temen que alguna decisión de la nueva dirección de la empresa comprometa sus fuentes laborales.

El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, anunció que oficiará de “portavoz” de los trabajadores del polo petrolífero de Ensenada y trasladará sus inquietudes respecto a sus puestos laborales ante los “ámbitos de decisión” de la empresa estatal YPF.

“Nos enteramos de este problema y vinimos acá porque, por supuesto, van a contar con todo nuestro apoyo para poder trasladarlo a los ámbitos de decisión”, explicó el presidente del Senado bonaerense.

Al tiempo que agregó ante unos cien trabadores: “Me voy a encargar de ser una voz más con ustedes para poder ilustrar este diseño, para que el que tome decisiones sepa a la hora de tomarlas las contras que tiene y lo que significaría para la vida social y económica de las familias de estos dos distritos tomar una decisión intempestiva. Por eso, voy a ser un poco el vocero de estas decisiones”.

Previo a la conferencia en la tarde de ayer, Mariotto mantuvo uno reunión en el tercer piso del Sindicato Unidos de Petroleros e Hidrocarburíferos de Ensenada (SUPEH) con el secretario General del gremio, Ramón Garaza; el intendente local, Mario Secco; su par de Berisso, Enrique Slezack; el senador del Frente para la Victoria por el distrito de La Plata, Emilio López Muntaner; y el presidente de la Cámara de Empresas y Emprendimientos del Polo Petroquímico, Daniel Ibáñez.

Allí, el dirigente sindical explicó que la preocupación del sector surge a partir de la versión de que las nuevas autoridades de YPF podrían impulsar “la fusión de emprendimientos” que prestan al polo petrolífero 37 empresas desde hace más de dos décadas.

Según argumentan los trabajadores y sus representantes gremiales, esa unificación de servicios en manos de un grupo menor de compañías redundará en una reducción del personal que, actualmente, es de unas 4 mil personas prevenientes en su mayoría de Berisso, Ensenada y La Plata.

Tras el encuentro Mariotto sostuvo remarcó que “esta Argentina de trabajo y de producción no puede tener estas medidas que atrasan” y reiteró su compromiso a la hora de trasladar la preocupación de los petroleros.

“Esto hay que expresarlo en el lugar justo y en el momento justo para que se tomen las medidas con reflexión y no de manera intempestiva. Vamos a poner la voz para que se sepa en qué contexto se están desarrollando las actividades y como afectaría ese contexto a la hora de tomar una resolución. No prometo falsas expectativas, pero sí sepan que vamos a poner la palabra adecuada”, indicó.

Y finalizó: “Es importante siempre que caminemos juntos, son lindos los desafíos que tiene una Argentina de trabajo e industrial, y el gremio tiene el ritmo de cómo va la actividad, por eso es importante prestar atención, escuchar y ver que se puede aportar para seguir garantizando los puestos de trabajo y generar mejores condiciones laborales”.