Rodrigo Ruete: «Desplegamos el operativo de protección y de seguridad social más importante de la historia argentina»

Por Gabriela Chamorro y Rody Rodríguez

Rodrigo Ruete es Subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Economía de la Nación y director del Banco Hipotecario. Es docente de la UNAHUR,  fue concejal en Cañuelas y Secretario Ejecutivo de ANSES durante el gobierno de Cristina Kirchner. Ruete cuenta el contexto en el que se resolvió el acuerdo con los bonistas externos y explica los alcances del plan PROCREAR lanzado recientemente.

-¿Cómo se vivieron los días previos al acuerdo por la deuda? y ¿cómo se encaran los nuevos compromisos externos en esa materia?

-El Ministro Martín Guzmán siempre fue muy claro en relación a cuál era el camino y los principios que sostenía el gobierno argentino en la negociación, principios que eran compartidos con el presidente Alberto Fernández de una manera muy clara y con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Martín siempre tuvo el respaldo y la confianza de parte de ellos para centralizar una negociación muy difícil. El tema de la deuda tiene varios actores, el primer capítulo programado para este año tenía que ver con los acreedores externos, los bonistas privados, y el acuerdo para la Argentina representa el primer paso en este camino de sostenibilidad de la deuda y lo que Guzmán llama consistencia macroeconómica. La deuda fue siempre en nuestra historia el palo en la rueda del crecimiento argentino, y dimos un paso que es un mandato popular que recibimos hace un año de sacar a la Argentina del default. Desde el año 2018 nuestro país cerró las posibilidades de acceso al mercado internacional por eso (Mauricio) Macri fue al FMI por eso ordenar este capítulo de deuda era muy importante. Al mismo tiempo, el mismo día, después de 7 meses de negociaciones, el Congreso vota por unanimidad el otro capítulo de deuda que tiene que ver con la deuda en dólares bajo legislación argentina donde el ministro Guzmán también impuso otro criterio, que es el de trato equitativo entre la deuda con legislación nacional y la deuda con jurisdicción extranjera, que es un criterio que defiende a nuestra soberanía, al contrario de lo que sostienen estos economistas que vos nombrabas que generalmente tratan peor a los tenedores de deuda con legislación argentina y en este caso nosotros con el trato equitativo se garantiza poder tener hacia adelante un mercado capital más fuerte. Y eso se votó en el Congreso por unanimidad en el Senado y en Diputados, la verdad que otro de los criterios fundamentales de esta negociación de deuda fue ir de la mano del Congreso en todo el proceso y ya es la tercera ley que sale con una amplia mayoría en relación a nuestra deuda, aceptando nosotros el aporte de la oposición para mejorar algunas partes de lo articulado y trabajando muy cerca de las comisiones de presupuestos de diputados y senadores de la Nación porque entendemos que el problema de la deuda es un problema que requiere una solución como política de Estado, con la participación de todos los sectores, del mismo modo que tuvo mucho apoyo a nivel nacional e internacional, de las cámaras empresarias, los sindicatos, grupos de intelectuales y a nivel internacional el respaldo de los países del G20, el respaldo de premios Nobel de economía también sosteniendo los mismos principios de Guzmán y Alberto Fernández. Ahora viene la negociación con el Fondo Monetario Internacional y es la etapa que sigue. La verdad que el gobierno de Macri dejó un escenario muy condicionado en relación a la deuda y para nosotros encarar este tema es estratégico para el país, sobre todo en el medio de una situación de pandemia.

Hemos recibido una doble crisis, la crisis de la deuda heredada y también un contexto internacional que por la pandemia nos condiciona en la programación económica y tratamos de atenderlo en la forma más rápida y contundente posible, yo creo que cuando veamos con perspectiva vamos a ver que desplegamos el operativo de protección y de seguridad social más importante de la historia argentina.

-Hay quienes califican a Martín Guzmán como el ministro zen por la relajación y la tranquilidad que transmite. ¿Esas características también son necesarias, -además de la capacidad- para poder afrontar este tipo de negociaciones?

-Yo creo que esa tranquilidad o esa fuerza de carácter tiene que ver con las convicciones y el conocimiento y la preparación al respecto. Guzmán siempre nos transmitió que el proceso que estaba llevando era el indicado, hubo también quienes dijeron que estábamos demorando mucho y la verdad que en general estas negociaciones tardan por lo menos 15 meses, nosotros lo resolvimos en 8. A la Argentina del 2005 le valió 2 años de negociación, pero esa condición que tiene el ministro nos transmite a todos los demás la seguridad de estar por el camino correcto.

-Hasta pocos días antes del acuerdo había economistas que pronosticaban un fracaso en las negociaciones aunque casi ninguno se refirió a las condiciones en las que Fernández asumió la presidencia, desde el gobierno algunos hablaron de tierra arrasada pero la figura más certera sería la de campo minado. Así y todo el acuerdo fue exitoso y en paralelo se lanzó el plan  PROCREAR.

-Vos decís campo minado, y sí, es necesario reflexionar sobre la debilidad del Estado que recibimos, porque yo participé -con la gestión anterior en el Gobierno de Cristina  Fernández de Kirchner- en el ANSES y en el primer PROCREAR, la verdad que al volver al gobierno uno ve que no tenemos las mismas capacidades que antes, no solo en términos presupuestarios, por las restricciones de la época, sino también por los instrumentos, por ejemplo con el tema PROCREAR nos encontramos con un universo de deudores UVA.

El programa PROCREAR fue uno quizás de los programas de viviendas más exitosos de la historia argentina, se construyeron más de 200 mil casas, solo comparables con la historia del Banco Hipotecario Nacional que es una historia centenaria, con el programa Eva Perón por el cual se construyó entre otras cosas Ciudad Evita, por citar uno de los barrios emblemáticos.

-¿En esta primera etapa cuales son las propuestas del PROCREAR?

-El PROCREAR tiene distintas líneas, creo que la línea más conocida es la de la autoconstrucción. La otra línea, la de Desarrollos Urbanísticos, que muchos casos todavía están para entregar y que eran necesarios en el relanzamiento repensar la fórmula de actualización, por eso Alberto Fernández decidió que estos nuevos créditos no tengan la cuota UVA sino una nueva cuota que se actualice por intermedio del salario.

Para nosotros PROCREAR es una herramienta fundamental para movilizar la economía que viene, no es casual que también se haya lanzado el mismo día que se anunció el cierre de la negociación de la deuda, me parece que marca una vuelta de página, a diferencia de aquel PROCREAR de Cristina esta vez se lanzó a la par de un Plan Nacional de Suelos para que los lotes puedan ir de la mano de los créditos de la construcción y recuperamos la línea de siempre: por un lado, una línea de mejoramientos de viviendas, por otro, una línea de lotes con servicios. Esta línea de autoconstrucción, los desarrollos urbanísticos, que el presidente Alberto Fernández anunció la licitación de tres nuevos y una nueva línea que se llama Desarrollos Habitacionales para pequeños edificios de viviendas que vamos a tratar de disponer en las localidades intermedias. Están abiertas esas líneas de créditos, yo quisiera invitar a los bonaerenses, a los argentinos a inscribirse en la página http://argentina.gob.ar/procrear ahí van a poder ver estas líneas que están abiertas y esperamos que tengan muchos inscriptos para poder volver a los sorteos, que es otra de las cosas que se habían perdido en el programa, que para nosotros es la garantía de transparencia en la asignación de los créditos.

-¿Pueden acceder a los créditos los trabajadores no registrados?

-El plan PROCREAR está dirigido a los trabajadores forma-les desde una mirada, digamos de vínculo familiar, nosotros contamos como cálculo de ingreso de la familia en su totalidad, y las líneas han sido pensadas desde un aspecto bastante amplio, tenemos desde microcréditos de $50 mil, y nosotros esperamos entregar 120 mil microcréditos con la intención de generar pequeñas mejoras en las casas, por ejemplo quien necesite cambiar una membrana o pintar una habitación o arreglar una cocina a un crédito de tasa fija del 24%, y para pagar en 60 meses con una cuota de $1500, hasta los créditos de mejoramiento de refacción que ya son créditos que van desde los $100 mil hasta los $500 mil también a tasa fija del 24% con cuotas que van desde los $2600 y 120 meses de plazo.

Esta es una de las herramientas del Estado, hay otros programas del Ministerio de Desarrollo… también el Ministerio de Hábitat y Vivienda tiene distintos programas, algunos de interacción urbana, está enfocado de distintos lugares.

-Otras de las críticas que se escuchan en los medios más afines al gobierno anterior es la falta de un plan económico, o cuáles son las herramientas para atenuar la crisis. 

-El PROCREAR es uno de los instrumentos del Estado Nacional para dinamizar la economía, pero no es lo único. El 15 de septiembre el Ministerio de Economía tiene que presentar el Presupuesto del año que viene y en el Presupuesto siempre se expresan las prioridades de Gobierno y las principales proyecciones económicas entonces estamos trabajando con los gobernadores, y estamos trabajando con todos los Ministerios para poder hacer en esa presentación del presupuesto un esfuerzo grande en aquellas herramientas como esta, que logren generar puestos de trabajo, lo mismo podemos ver en AySA y en la inversión en agua y obras de saneamiento, en la Dirección Nacional de Vialidad que está volviendo a poner en marcha más de 100 obras en todo el país que habían sido detenidas y no hay nada peor en una obra que frenarla, a veces es mucho más costoso recuperarla, o la inversión en salud, la economía en salud va a ser uno de los ejes estratégicos en la etapa que viene y así como construimos 12 hospitales modulares en tiempo récord, seguramente en el presupuesto que viene, Salud va a tener un lugar importante.

-¿La irrupción de la pandemia modificó los planes que tenía elaborado el gobierno en el momento de asumir?

-Bueno, las prioridades son las mismas, las prioridades marcadas por el Presidente: proteger a los argentinos, empezar por los que menos tienen para después ir a todos, y lo mismo pasa en el Ministerio de Economía, la consistencia macro-económica, la sostenibilidad de la deuda son los principios que nos guían. Obviamente uno adapta esos principios y ejes rectores a la realidad, y para eso el ministro Guzmán siempre dice que hay que ser muy flexible, creo que estamos cumpliendo con los objetivos que nos planteamos, de desendeudar a la Argentina en un proceso que ha sido coherente y consistente con lo que anunciamos en el… y lo que dijo el presidente principal-mente en el discurso de apertura de sesiones, un discurso al que todos los funcionarios volvemos una y otra vez, en el medio como les decía, la pandemia nos cambió y cambio el mundo, eso también es cierto, pero creo que nos sentimos también orgullosos por la forma en que nuestro país respondió colectivamente a esta problemática y en perspectiva historia entendemos también que los resultados están siendo mejores que otros países que están sufriendo mucho más.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA