El plan de reactivación bonaerenses contempla beneficios impositivos para alrededor de 200 mil pymes

El titular de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, señaló hoy que el plan de reactivación pospandemia anunciado por el gobernador Axel Kicillof, “contempla la reducción de alícuotas para 200 mil pymes y la posibilidad de regularizar deudas de 1,2 millones de contribuyentes”.

“En estos meses de pandemia, además del trabajo y la inversión para atender la crisis sanitaria, la provincia hizo un enorme esfuerzo para asistir, acompañar, proteger, sostener y cuidar el tejido productivo y el empleo”, sostuvo Girard.

El titular de ARBA detalló que “ahora es necesario poner en marcha la economía, con un programa de reactivación, pensando en el horizonte de pospandemia. El Estado seguirá teniendo un papel fundamental para apoyar al sector productivo”.

El funcionario precisó que las medidas anunciadas hoy, entre ellas la de reducción al mínimo de alícuotas de retención y percepción por Ingresos Brutos, alcanzará a pymes con ingresos anuales de hasta $1 millón y empresas que hayan tenido un incremento interanual en sus ventas menor al 20%.

“Esto beneficiará a más de 200.000 contribuyentes que se les dejará de anticipar $630 millones por mes”, graficó.

Además, anunció un plan de pagos para regularizar deudas tributarias en que hayan incurrido sectores afectados por la pandemia por vencimientos entre el 1 de marzo y el 31 de diciembre de 2020, para pagar al contado, en 3 y hasta 12 cuotas sin interés, o en 15 y hasta 18 cuotas a tasa fija y en la que se podrán financiar deudas por hasta $3.000 millones.

También la ampliación del plan de pago destinado a todos los contribuyentes de la provincia, para abarcar obligaciones vencidas hasta el 31 de agosto de 2020, incluyendo deudas originadas durante la pandemia.

El plan es para todos los impuestos, e incluso para deudas en instancia judicial, se podrá regularizar deudas en hasta 60 cuotas y beneficiará a más de 1.200.000 contribuyentes que podrán financiar deudas por hasta $15.000 millones..

Además, ARBA no solicitará medidas cautelares en juicios de apremio hasta el 31 de diciembre de 2020, por lo que dejarán de embargar deudas que acumulan $1.500 millones.

DEJA UNA RESPUESTA