Grave: una petrolera de Techint echó a 267 trabajadores

 

CHUBUT- TecPetrol, propiedad de la firma de Paolo Rocca, paralizó el yacimiento petrolero y le mandó casi 300 telegramas a los empleados, que respondieron tomando la planta para resguardar sus puestos de trabajo. Policías, gendarmes y personal de la Montada desplegaron un operativo de seguridad en la zona.

El gobierno asegura que todos los meses se generan nuevos puestos de trabajo pero la realidad es que día a día se conocen nuevos cierres de compañías y se multiplican los despidos.

Es el caso de la empresa petrolera TecPetrol, propiedad del gigante Techint, que echó a sus 267 empleados y paralizó el yacimiento que tiene en la provincia de Chubut. Como respuesta, los trabajadores tomaron la planta con el objetivo de resguardar las maquinarias y sus fuentes laborales.

«Llegaron 267 telegramas de despidos a TecPetrol», consignó Jorge Ávila, el secretario General del sindicato de petroleo y gas privado en Chubut, en diálogo con Radio 10. Además, recordó que para evitar los despidos, los trabajadores hicieron «todo», incluso reducir la jornada laboral» sin «horas extras».

Ante ese contexto, policías, gendarmes y personal de la Montada armaron un numeroso operativo de seguridad. «Es una provocación», aseguró Ávila, que además afirmó que no les asustan los policías, sino «la política nefasta que pretenden seguir aplicando de despidos».

Por su parte, el diputado provincial y dirigente Sindicato de Petroleros Privados, Carlos Gómez, anticipó para el viernes un paro y movilización que afectará a toda la actividad pero apuntará principalmente a la operadora del grupo Techint.

En el mismo sentido, señaló además que el jueves vence el plazo de la conciliación obligatoria por 206 despidos de San Antonio, por lo que cuestionó “la perversidad de Tecpetrol, que está echando nafta al fuego”.

La estrategia del sindicato es resguardar los puestos de trabajo, mientras reúnen los telegramas de despido para presentarse en un negociación ante el Ministerio de Trabajo. «Le repetimos a la empresa como les dijo alguna vez el gobernador: si no les parece rentable explotar en la cuenca se puede retirar, nosotros no vamos a retroceder y gratis no vamos a trabajar», disparó Ávila.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA