Dejó dos hijos huérfanos por intentar abortar con un tallo de perejil

Una mujer, oriunda de Paraguay, tenía 28 años y dos hijos a su cargo, ingresó al Hospital Mariano y Luciano de la Vega con hemorragia e infección uterina. Siete días después, el 10 de mayo, el cuadro evolucionó hasta una infección generalizada que le causó la muerte. “Una mujer más muere por el marco legal vigente, que restringe el acceso a info oportuna, científica y veraz”, subrayó la Red al reclamar nuevamente por el aborto legal, seguro y gratuito.

De acuerdo a datos brindados a los médicos de la red por la Dirección de Maternidad e Infancia del municipio de Moreno, la causal de muerte de la mujer fue registrada como «maternidad», lo que confirma que se trató de un aborto inseguro incompleto. Una médica que tuvo acceso al caso contó que la mujer ingresó por haberse colocado un tallo de perejil. “Primero le hicieron una histerectomía por el sangrado y el riesgo de infección y quedó internada en terapia intensiva. Después tuvo una de las complicaciones típicas en este tipo de casos y desencadenó en una sepsis con falla multiorgánica”, contó Julieta Ireizo, médica generalista de la zona.

El miércoles pasado, un día después de que miles de mujeres salieran a las calles para reclamar por sus derechos, murió otra mujer de 31 años en Tigre, también con una sepsis generalizada que se desencadenó por una infección en el útero por una maniobra de aborto incompleto.

A pesar de que Moreno intensificó hace varios años su trabajo para garantizar las Interrupciones Legales de Embarazos y que en Paso del Rey hay dos centros de salud públicos que trabajan brindando información para evitar abortos inseguros, no hay registros de que la mujer haya consultado a ningún médico.

“Impacta un montón, porque obviamente hay que seguir incentivando la consulta, pero por otro lado es el Estado el que es responsable de generar esta accesibilidad, de difundir, de que haya información segura, eficaz, científica”, subrayó Ireizo quien explicó que por eso es importante que se aprueba la ley de la IVE porque hoy “las mujeres y personas que gestan no pueden acceder porque el estigma social y el miedo que hay por acudir a instituciones públicas por la violencia institucional es tan grande que hace que ni siquiera consulten a los médicos”. Las consejerías antes, durante y post interrupciones está contemplado en el proyecto presentado el martes pasado en la Cámara de Diputados, la octava vez que se busca garantizar la legalización del aborto.

“Necesitamos que el aborto clandestino desaparezca y que las políticas públicas estatales garanticen que en todos los efectores de salud se mejore la accesibilidad de las personas gestantes a los servicios de salud sexual y reproductiva”, reforzaron en un comunicado desde la Red, que recordó que hace años que trabajan “a conciencia llevando adelante prácticas seguras que garantizan derechos y promueven el bienestar, evitando la muerte”. En Moreno, hay al menos 35 miembros de la red. “No vamos a cansarnos de decir: ‘contás no nosotros’. Los abortos inseguros matan, la clandestinidad mata. Ni una muerte más por abortos inseguros”, indicaron también en el texto. (Fuente Página 12)

DEJA UNA RESPUESTA