Ruiz Malec: «Un Gobierno peronista implica que el movimiento obrero es protagonista y tiene voz»

Aviso publicitario
banner moron

 

 

La ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, afirmó  que las administraciones nacional y provincial hicieron de la defensa del empleo «una bandera» y analizó que «un Gobierno peronista implica que el movimiento obrero es protagonista y tiene voz», al tiempo que cuestionó a parte de la oposición, al considerar que «la mentira se lleva puesta la vida de argentinos y bonaerenses». en el marco de la pandemia de coronavirus.

En una entrevista con Télam en el marco del Día Internacional del Trabajador, que se conmemora hoy, la funcionaria destacó que «el Estado presente es garantía de un mayor bienestar para todas y todos» y opinó que «esta gestión de gobierno aún en pandemia logró devolver la esperanza».

Además, analizó que para Juntos por el Cambio (JxC)el diálogo «fue sólo un eslogan», y opinó que un sector de la oposición es «destructivo».

 

– Télam ¿Cómo encuentra este 1° de mayo al Gobierno?

– Ruiz Malec: La defensa del trabajo ha sido una bandera que recuperaron tanto el Gobierno nacional como el provincial y eso se notó en la pandemia, que estuvo atravesada por varias medidas que buscaron proteger al trabajo y, sobre todo, a los trabajadores y las trabajadoras, como la prohibición de despidos y la doble indemnización que funcionó en combinación con el ATP, el Repro y el Preservar Trabajo. Los Ministerios de Trabajo nacional y provincial estuvieron muy presentes abogando por que el diálogo tripartito permita resolver -sin cortar por el eslabón más débil- los problemas que la pandemia trajo al sector productivo.

 

– T: ¿Qué cambió en el vínculo que tenía el Gobierno anterior con los representantes gremiales y el de esta gestión?

– RM: Un Gobierno peronista implica que el movimiento obrero organizado es protagonista y tiene voz. Tanto porque va a ser defendido y escuchado en el sector privado, como un diálogo profundo con los y las trabajadores del sector público. Apostamos al diálogo y resignificamos esa palabra porque en la gestión anterior era una eslogan vacío. Nosotros lo convertimos en un hecho que permitió atravesar año muy complejo, en una provincia con enormes dificultades económicas y financieras previas a la pandemia que luego se profundizaron. Hubo logros y esfuerzos compartidos con trabajadores que quizá querían recuperar salarios más rápidamente y entendieron que había que hacerlo de manera progresiva, con quienes dialogamos para que esto fuera focalizado en los sectores más postergados o realizando mejoras en las condiciones de trabajo, con pases a plantas, provisión de insumos. Ese intercambio se logró porque resignificamos la palabra diálogo.

 

– T: ¿Qué balance hace de las paritarias que cerraron y qué pueden esperar para el resto del año?

– RM: Hubo un amplio consenso con todos los sectores del empleo público con los que logramos cerrar, básicamente porque apostamos a poner sobre la mesa las posibilidades y las dificultades, a tener el propósito de mejorar los salarios de los trabajadores pero también las condiciones de trabajo. Con esa meta conjunta, pudimos encontrarnos en el acuerdo, resolver los desacuerdos y llegar a incrementos que creemos que son positivos, que resguardan el salario de la inflación y, si todo sale bien, les permitirán crecer unos puntos. Si no es así, tenemos el compromiso de volver a sentarnos porque creemos que de a poco hay que ir recuperando lo que se perdió con el gobierno anterior.

 

– T: ¿Se trabaja ya en el nuevo convenio colectivo de trabajo?

– RM: Sí. Estamos empezando a trabajarlo, avanzando para tener una nueva carrera que motive, que permita crecer y capacitarse. La concepción del Estado que tiene este Gobierno es otra: el Estado presente es garantía de un mayor bienestar para todas y todos. Por eso, necesitamos un Estado que funcione bien.

 

– T: ¿Cómo está afectando al empleo las restricciones dispuestas por esta segunda ola de coronavirus y qué medidas se toman desde el gobierno para ayudar a la reactivación productiva en este contexto?

– RM: Nos agarra en un momento donde había empezado a reactivarse parte de la actividad. Algunas actividades siguen en ese camino. Hay que acompañar la reactivación y seguir sosteniendo a algunos sectores que todavía tienen dificultades. Hay programas nacionales para ayudar al pago de salarios y la provincia también lanzó una batería de políticas: acceso al crédito recuperando al Banco Provincia para la producción y no a la especulación financiera; moratorias y exenciones de ARBA muy importantes; el régimen de regularización de deudas por infracciones laborales y de seguridad e higiene; el Programa Preservar Trabajo de acompañamiento para el pago de salarios; Comprá más Cerca, con acuerdos de precios para comercios de cercanía; fondos del Ministerio de Producción para sectores más afectados como cultura, turismo y recreación, que en pandemia no funcionaron. Necesitamos que los trabajadores ganen y que la economía funcione. .

 

– T: ¿Tienen cuantificado a cuánto asciende el desempleo en la provincia?

– RM: Los números son los del Indec. El número es alto, pero se irá corrigiendo. De a poco, vamos a ir recuperando, pero no nos olvidemos que seguimos en dos dígitos, que la gestión anterior dejó una situación compleja. Queremos volver a tasas inferiores a un dígito. Nos va a llevar un tiempo porque la pandemia complicó las cosas. Queremos además que sean empleos de calidad y no precarizados.

 

– T: ¿Cómo analiza el rol de la oposición en este marco?

– RM: Nos tocó trabajar con una oposición destructiva, bordeando muchas veces a cuestiones que hacen al alma misma de nuestra República, a nuestro sistema federal, a nuestra Constitución. Es grave que se usen los medios y los lugares de poder político para cuestionar cosas que tienen que ver con el cuidado de la vida de la gente. Un día dicen que la vacuna es veneno, después señalan que no tenemos vacunas. La mentira de la oposición se lleva puesta la vida de argentinos y bonaerenses. Necesitamos que parte de la oposición reflexione y trabaje con mayor honestidad. ¿Cómo puede haber tanta irresponsabilidad? Necesitamos una oposición constructiva.

 

Fuente Agencia Télam

DEJA UNA RESPUESTA