Un 1° de Mayo cargado de protestas y con anuncio de otra “marcha Federal”

 

CAPITAL FEDERAL- Los movimientos sociales marcharon desde Constitución hasta el monumento Canto al Trabajo por «la unidad de toda la clase trabajadora» y por «los derechos del sector» y anunciaron que el plan de lucha continúa con una «Marcha Federal» el próximo 28 de mayo.

«La Marcha Federal comenzará el 28 de mayo -partiendo desde diferentes puntos del país- y finalizará con un acto el 1 de junio en el Congreso Nacional impulsando la Ley de Expropiación de Barrios Populares, la Ley de Emergencia Alimentaria y la Ley Nacional de Infraestructura Social para que se destine el 25% del presupuesto de obras públicas al mejoramiento del hábitat de Barrios Populares a través de trabajo Cooperativo», detallaron.

Según cifras estimadas por los organizadores, unos 150.000 militantes de los denominados «Los Cayetanos» que integran la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) se movilizaron desde Constitución hasta el monumento «Canto al Trabajo», ubicado en Paseo Colón, entre Chile e Independencia, en San Telmo.

Además, la agrupación Barrios de Pie instaló ollas populares a lo largo de la avenida 9 de Julio y estuvo presente en el acto central, que tuvo lugar a las 14.

«Tenemos que ser capaces de reivindicar la lucha por Tierra, Techo y Trabajo en una unidad sindical que represente a todos los trabajadores y trabajadoras de la economía popular para entrar a la CGT y seguir dando nuestra pelea», dijo Esteban «Gringo» Castro, secretario general de CTEP.

«Este 1 de mayo una vez más los trabajadores y las trabajadoras de la Economía Popular marchamos en unidad, fortaleciendo la lucha por el acceso a tierra, techo y trabajo», remarcó Gildo Onorato, dirigente de CTEP y secretario de políticas sociales del Movimiento Evita.

En su discurso, Onorato llamó a «construir una propuesta que genere herramientas» para resolver los problemas que tienen los sectores más vulnerables.

En ese sentido, el dirigente mostró preocupación por la situación laboral y social que se está viviendo «el precio de los alimentos hace que en los barrios los pibes y las pibas no coman, y eso hace que sea urgente buscar soluciones para que el hambre y la pobreza no sigan avanzando», sentenció Onorato.

Por su parte, el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, sostuvo: «No vamos a bajar la bandera del trabajo y vamos por la unificación del movimiento obrero y popular».

«Hoy estamos acá denunciando una política criminal que está llevando adelante el Gobierno. En unos días están llegando familias humildes, con boletas que 2 mil o 3 mil pesos de luz, cómo puede ser y en qué cabeza cabe que se pueda llevar adelante un tarifazo de esas características», se quejó Menéndez al hablar en el acto.

En la misma línea, el titular de la CCC, Juan Carlos Alderete, agregó en declaraciones radiales: «Estamos buscando la máxima unidad para poder hacer una contraofensiva a las propuestas del Gobierno».

En varios discursos, los dirigentes más representativos del sector descartaron la idea del «frente único 2019» por «ser incompatible con el FIT y funcional al ajuste» del presidente Mauricio Macri.

«En un cuadro de crisis mundial y donde los gobiernos de derecha, golpistas o que han ganado en las urnas, tienen enormes problemas en imponer sus ajustes, la salida es unir a la clase obrera con la izquierda», coincidieron en el FIT.

Además, apuntaron al oficialismo por la suba de tarifas y se expresaron a favor de la despenalización del aborto con una gran bandera verde colgada frente a la Catedral Metropolitana.

El diputado nacional y dirigente del PTS Nicolás del Caño afirmó que «varios dirigentes peronistas, como Agustín Rossi, llaman a la izquierda para que integre un gran frente opositor para vencer a Macri en las urnas el año que viene».

«¡No vamos ni a la esquina con los que votaron el robo a los jubilados, los presupuestos de ajuste, entrega y tarifazos y el arreglo con los buitres! Pero tampoco vamos con los que, como el kirchnerismo, quieren gestionar el capitalismo, los que durante doce años mantuvieron el modelo sojero y bancaron el esquema de las privatizadas que impuso (Carlos) Menem», advirtió.

Del Caño aseguró que «Macri y su Gobierno opinaban que después de octubre podían avanzar como una topadora, y para eso acordaron con los gobernadores firmar el pacto fiscal, que implicaba el robo a los jubilados».

«Pero lo que no esperaban era la irrupción de los trabajadores que se movilizaron masivamente el 14 y el 18 de diciembre. Ahora tienen una nueva crisis: las tarifas no se pueden pagar. ¡Y hasta se dieron cuenta los que les votaron todas las leyes, como los integrantes del bloque Argentina Federal y el Frente Renovador de Massa!», subrayó.

Para el diputado, «ahora rechazan los tarifazos y hacen cálculos electorales pensando en el 2019, pero si llegan a gobernar el país van a aplicar recetas de ajuste y entrega como ya lo hacen en las provincias donde gobiernan».

El dirigente del Partido Obrero Néstor Pitrola, a su turno, consideró que «no hay mejor unidad opositora que unir a la clase obrera con la izquierda contra el ajuste de Macri y los gobernadores».

«Pretenden engramparnos en un frente opositor desde el FR al FIT. Hay que desnudar la demagogia de ese planteo. La idea del frente opositor 2019, es funcional a la derrota del movimiento popular, es una idea de recambio de los ajustadores mientras se desarrolla el ajuste. El FIT no puede ser la variante de izquierda radical del electoralismo. Tiene que ser ahora mismo un polo de intervención en la lucha de clases para asegurar una alternativa política de los trabajadores», enfatizó.

En tanto, la diputada nacional Romina Del Plá se refirió al debate por la despenalización y dijo: «Vamos por la victoria, sin concesiones, del aborto legal. La conquista del aborto legal reforzará todo el movimiento popular y todo el movimiento de los trabajadores».

Por su parte, Myriam Bregman, diputada porteña del PTS, expresó que no se puede «dejar el destino del derecho a no morir en la clandestinidad a los que lejos están de ser ‘representantes del pueblo’, como los senadores, verdaderos representantes de los poderes feudales de sus provincias».

«El Frente de Izquierda es el único que tiene el derecho al aborto en su plataforma política, por eso a todas esas mujeres, a todas esas jóvenes que hoy salen a la calle les decimos: ¡nuestro compromiso de lucha está con ustedes!». La concurrencia protagonizó entonces un «pañuelazo», levantando miles de pañuelos verdes, el símbolo de la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito», agregó Bregman.

DEJA UNA RESPUESTA