El Papa Francisco agrupa a los magistrados argentinos

BUENOS AIRES. Desde que asumió como sumo pontífice, ha recibido en su tradicional audiencia de los miércoles la visita de distintas autoridades y fieles del mundo. Este sábado 4 de mayo concurrirán al encuentro del Sumo Pontífice un grupo de camaristas y consejeros encabezados por el presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación, Miguel Piedecasas  y el juez Alejandro Slokar, presidente de la Casación Federal y referente de “Justicia Legítima”. El  heterogéneo grupo -que encarna una renovación en la justicia- está integrado también por la camarista Angela Ledesma, el presidente de la Cámara de Casación Criminal y Correccional, Horacio Días, el presidente de la Cámara del Crimen, Rodolfo Pociello Argerich, y el consejero Juan Bautista Mahiques, también Secretario de Asuntos Penitenciarios. Toda una profesión de fe pluralista.

Fuentes allegadas a los participantes de la audiencia indican que el intercambio con los magistrados llega de la mano de lazos personales en la relación con el Papa Francisco, y la visita está centrada principalmente en las preocupaciones compartidas por los presos y su reinserción social, destinatarios de muchos de los mensajes del Papa.

Recurrentemente Su Santidad se preocupa por la situación de los presos y su inclusión en la sociedad. Así lo hizo en el documento que abrió el Año de la Misericordia 2016, Misericordiae Vultus, al exhortar a los cristianos a visitar a los presos como obra de misericordia. También en ese mensaje habló reiteradamente de aquéllos privados de la dignidad  y de la necesidad de escuchar su grito de auxilio.

También en su último encuentro del mes de abril, la Conferencia Episcopal Argentina publicó un documento encabezado con el versículo: “Estuve preso y me viniste a visitar”, donde también se apuntan importantes definiciones, en línea con las preocupaciones reiteradamente expuestas por el papa Francisco. Los obispos reafirman que nadie por haber delinquido pierde su condición de persona, de hijo de Dios y miembro de la familia humana, para pasar a sostener que “en una sociedad donde se multiplican los hechos delictivos, estamos convencidos de que la solución oportuna para resolverlos no se alcanza simplemente con penas más duras y con más cárceles”.

El encuentro se adelanta en más de un mes a la peregrinación del Presidente de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti y algunos jueces federales, en un congreso organizado por el legislador porteño Gustavo Vera sobre otro eje: el combate al crimen organizado. Probablemente también esperan de Su Santidad otra bula temática.

DEJA UNA RESPUESTA