La Presidenta convocó a los trabajadores a defender el modelo de industrialización impulsado desde el Gobierno nacional

AVELLANEDA- La presidenta Cristina Fernández encabezó el acto de inauguración de la nueva planta SIAM en la localidad bonaerense de Avellaneda. La fábrica, que había cerrado en los años 90, cuenta con nuevas instalaciones y demandó una inversión superior a los 280 millones de pesos. La Mandataria pidió defender el modelo de reindustrialización e inclusión.

En su discurso, la Jefa de Estado recordó que Avellaneda supo ser durante las décadas de los 20, 30 y 40 «una de las ciudades más industrializadas del país», y que luego, merced a las políticas de desindustrialización neoliberales padeció fuertemente el desempleo y la exclusión. «Hubo decisiones políticas claras y concretas para convertirnos en un país productor de bienes primarios o de servicios, sin ningún valor agregado», lamentó.

«Esta fábrica estaba en ruinas, como lo estaba la Argentina, en 2003, y hoy estamos reabriéndola», destacó la Presidenta.

En ese marco, consideró fundamental «la concordia entre capital y trabajo», al tiempo que aseveró que el desarrollo «solo se puede dar en el marco de un proyecto nacional, popular, democrático y de profunda igualdad social».

También advirtió sobre el inexorable vínculo entre los procesos industriales globales al señalar que la nueva planta se está equipando con máquinas adquiridas a una terminal italiana que cerró sus puertas como consecuencia de la crisis que asola a Europa.

En otro orden, puso de relieve la importancia de la inversión en investigación y desarrollo a la hora de mejorar la productividad. Dijo que ésta última «no está solamente vinculada al esfuerzo del trabajador, sino fundamentalmente a la inversión en tecnología y desarrollo que hagan nuestros empresarios». Y agregó: «Sin ello, podemos tener los mejores obreros del mundo, pero no vamos a tener mayor productividad».

También destacó el importante rol que cumplió la familia Di Tella en el desarrollo nacional, tanto en el plano industrial como artístico. «El apellido Di Tella está muy vinculado al arte, y marcó a toda una generación en innovación intelectual», dijo al recordar a la destacada Fundación Di Tella.

Finalmente, convocó a los trabajadores a preservar el modelo industrial impulsado desde el Gobierno nacional. «Cuidemos lo que tenemos, cuando los trabajadores están bien deben tener conductas que permitan darle sustentabilidad a este presente; esto lo tenemos que modificar si queremos tener un país diferente, una Argentina diferente y una clase trabajadora diferente», expresó, para agregar en seguida: «Tengamos todos la fortaleza, la inteligencia de poder sostener este modelo industrialista que más aumentó el Producto Bruto Industrial en toda América Latina en la última década, y en el que mayor participación tiene el Producto Bruto Industrial sobre el PBI general», concluyó.

«Hagamos muchas Siam, y así tendremos el país que añoramos y que nos haga sentir orgullosos»

Por su parte, el presidente del Grupo Newsan Rubén Chernajovsky manifestó su «profunda emoción» al poder inaugurar la nueva planta de electromecánica, segunda en la Provincia de Buenos Aires y octava planta del grupo, cada una dedicada a distintas líneas de productos relacionados a la electrónica de consumo, aire acondicionado y pequeños electrodomésticos.

«Es un paso más en nuestra larga trayectoria industrial que se inicia con la empresa más antigua del grupo: Noblex, que nació en los años 30 y que a lo largo de su historia desarrolló productos muy exitosos y de gran recordación para los argentinos como las radios Noblex Carina o la Noblex 7 Mares», expresó el empresario. También recordó a ATMA, otra marca del Grupo «que comenzó con una línea de elementos de electricidad hizo historia en la Argentina introduciendo la primera plancha eléctrica». «Un largo camino que nos condujo a lo que somos hoy , empleadores de más de 3500 personas , titulares de inversiones industriales por más de 200 millones de dólares y líderes de la gran mayoría de los mercados en los que operamos», señaló.

Chernajovsky recordó que «en este mismo establecimiento industrial funcionaba Siam, empresa en la que en las décadas del 60 y 70, trabajaban más de 9000 personas constituyendo la industria metal mecánica más grande de Sud América, ejemplo para el mundo. Sus líneas de negocios eran muy diversificadas e integradas a la vez, se fabricaban electrodomésticos, oleoductos, surtidores de nafta, maquinaria industrial, motocicletas y automotores y su marca era símbolo de calidad y confiabilidad».

Asimismo, destacó la figura del Ing. Torcuato Di Tella, quien convirtió a SIAM «en un ícono de la industria argentina». «Su personalidad ejemplificaba todo lo que un empresario exitoso debe tener: austeridad, ahorro para la inversión, disposición para innovar, positivo para la incertidumbre y los riesgos y, especialmente, sólidos principios éticos».

«En esta misma línea de pensamiento el grupo Newsan renueva su compromiso con el país con un plan de inversiones de más de 100 millones de dólares en esta planta Siam, para la renovación de su estructura edilicia, instalaciones de servicios y seguridad y líneas de producción. Dentro de este plan, iremos diversificando las líneas de productos para fabricar no sólo heladeras, sino también lavarropas, secadoras y lavavajillas en las plantas de Campana o esta misma planta de Avellaneda», sostuvo el industrial.

Asimismo, aseveró que todos los productos a fabricar «serán de última tecnología y calidad». «Toda la maquinaria que está aquí instalada es de última generación y fue adquirida a una fábrica que en Italia debía deshacerse de sus activos azotada por la crisis. Tiene un muy significativo valor que las empresas argentinas puedan hoy crecer y equiparse cuando en el resto del mundo muchas empresas deben reducir su producción hasta el punto del cierre y pérdida de los puestos de trabajo», expresó.

Chernavosky admitió que la puesta en marcha de la compañía «fue ardua dado el estado del inmueble y las exigencias de calidad que nos habíamos impuesto». Pero – continuó – «en tiempo record nuestros colaboradores, trabajadores de la construcción, técnicos, arquitectos e ingenieros argentinos e italianos que nos transfirieron tecnología, conformaron un equipo incansable al que quiero hoy una vez expresarles mi más profundo agradecimiento y felicitaciones».

«Este proyecto curiosamente nació de otra iniciativa industrial similar, cuando hace dos años inauguraba junto a la Sra. Presidenta nuestra planta 5 ex Aurora en Ushuaia, una planta que había estado también cerrada por muy largo tiempo. Allí ese día también estaban presentes Antonio Caló, Héctor Tapia y Juan Belem, no sólo un viejo gremialista responsable de la seccional Avellaneda sino también ex operario de Siam, que con mucha emoción me pidió ayuda junto a Héctor para poner en marcha esta planta en la que trabajaba una cooperativa pero con su subsistencia muy comprometida», afirmó el empresario, para agregar en seguida: «Vine a ver la planta, el proyecto me atrapó y aquí estamos. Una establecimiento industrial tan importante que estaba siendo mantenido por la Cooperativa Julián Moreno sin seguridad jurídica como para conseguir inversores que los apoyaran y muchos intentos frustrados para salir adelante sin éxito, y de nuestra parte un deseo de continuar nuestro proyecto de expansión, podían combinarse para re fundar una industria poderosa».

Chernajovsky señaló que «esta iniciativa fue realmente novedosa y sin precedentes, ya que pudo cumplir el objetivo de darle una oportunidad a una cooperativa de trabajadores pero al mismo tiempo reactivar una importantísima fuente de generación de nuevos puestos de trabajo y expansión de la economía local», tras lo cual destacó el apoyo recibido de parte de la . Presidenta de la Nación, el gobernador Daniel Scioli, los senadores provinciales Cristina Fioramonti y Torres, el ex Secretario Guillermo Moreno, el Intendente Ferraresi, el ministro Bretestein, y el Banco Nación, entre otros. «Tuvimos muchísimo apoyo porque creo indudablemente que todos los argentinos, más allá de las ideologías políticas, queremos ver de vuelta en pie a Siam», dijo Chernajovsky.

Recordó que «nuestro país fue pionero entre los países en desarrollo en generar empresas: multinacionales que fueron orgullo para los argentinos». «Siam fue un representativo ejemplo y formó parte de una fuerte estructura industrial que incluía también a pequeñas y medianas industrias. Sin embargo en un momento de nuestra historia nos hicieron creer que la Argentina no era capaz de tener una industria propia y pretendieron que sólo fuéramos proveedores de materias primas y recursos naturales», señaló.

«Así perdimos por algunos años el motor del desarrollo y que es la generación de valor», lamentó Chernajovsky, y continuó: «No queremos recordar ni volver a esos años de altísimas tasas de desempleo, pérdida de poder adquisitivo del salario y la consecuente pérdida del mercado y la inversión; es muy claro que sin salarios no hay mercado y sin mercado no hay inversión para alimentar la producción».

Dijo además: «Hoy estamos en un proceso que ha podido reconstruir la industria y el trabajo. Pero es vital sostener las políticas industriales activas en forma sostenida en el tiempo y no volver a las políticas pendulares que es lo que ha hecho que importantes industrias como ésta hayan sucumbido». Y agregó: «es el empresario el que toma el reto de apostar con su capital y capacidades para construir, pero las políticas de Estado son las que permiten que ese desarrollo sea perdurable en el tiempo».

También sostuvo que «es importante el trabajo conjunto de Gobierno, gremios y empresarios para crear las condiciones para ser competitivos. Lo podremos lograr si no anteponemos los intereses de cada parte a los del conjunto. Debemos evitar los enfrentamientos históricos de las ideas entre el Capital y el Trabajo, Estado contra Mercado, el Campo contra la Industria . Todos debemos asumir una actitud de compromiso y con una mirada de largo plazo y de beneficio de la sociedad, la actitud de todos nosotros definirá nuestro futuro».

Para Chernajovsky, «los gobiernos municipales y provinciales deben también participar en este trabajo en conjunto evitando los impuestos en cascada y propiciando las mejoras de logística». «Somos los empresarios argentinos los que podemos ir más allá por nuestro sentido de pertenencia a nuestra comunidad, nuestro deseo de mejorarla para nuestros hijos y para honrar nuestras raíces. Mis abuelos fueron inmigrantes judíos, mis padres se pudieron convertir en profesionales en esta tierra de oportunidades y a pesar de que ellos hubieran querido para mí una orientación más intelectual, quise ser empresario. Hoy no me arrepiento de mi camino. Siento que he podido contribuir a mi sociedad creando trabajo, invirtiendo para que fortalecer una industria argentina que agregue valor , cuidando del medio ambiente y desarrollando negocios que también pudieron generar divisas para el país. Quise ser parte de la construcción de una Argentina más justa, menos vulnerable a los shocks externos, donde se defiendan nuestros valores y no aquellos que nos imponen de afuera», manifestó.

El empresario abogó por que «hagamos muchas Siam» dado que así «tendremos el país que añoramos y que nos haga sentir orgullosos». «Porque Siam es el sueño de todos los argentinos, una industria nacional que pueda ser competitiva y expandirse al mundo, desarrollarse técnicamente para demostrar innovación para dar acceso a nuestros consumidores y a los de la región a productos de última generación, una industria nacional poderosa y diversificada que pueda dar trabajo a muchas familias y consecuentemente acceso a la salud y la educación», expresó.

Para concluir, aseveró que «este ha sido el sueño de nuestros padres y abuelos: un futuro de oportunidades que nunca hemos tenido tan cerca. Sigamos trabajando juntos y en cooperación, sin objetivos individualistas, trabajadores, empresarios y políticos, con responsabilidad social, contribuyendo al progreso de nuestro país para que cada vez haya más prosperidad y menos desigualdad y para que nuestros hijos puedan recibir el legado de una Argentina ejemplo para el mundo».

Videoconferencias

En la misma ceremonia, la Mandataria se comunicó con el gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, por la entrega de 130 viviendas Plan Inquilinos y Recupero Anticipado. Allí, el gobernador, destacó el Plan Inquilinos que se hizo posible con la ayuda de la Nación. «Estamos entregando 130 de 490 viviendas, en la que los beneficiarios tendrán que pagar menos que un alquiler y van a tener su vivienda propia». El funcionario agregó que «nos criticaba un diario de tirada nacional porque hicimos expropiaciones en La Rioja para hacer vivienda a la gente. Son expropiaciones legales.», resaltó el mandatario provincial.

Por su parte, la Presidenta señaló que «es difícil para algunos comprender que haya gente que no tenga a donde ir a vivir», y agregó que «la expropiación está contemplada en la Constitución, además ahora se pagan los impuestos». También, en referencia al diario a cuyas críticas aludía Beder Herrera, la Presidenta afirmó: «el mismo diario que a vos te acusa de hacer expropiación para hacer viviendas, tiene una deuda con la nación por 300 millones de pesos por aportes patrones de la seguridad social».

A continuación, la jefa de Estado se contactó con la localidad bonaerense de Laferrere, en la provincia de Buenos Aires, por la Inauguración de la ampliación de la fábrica de ascensores Servas. Allí, la ministra de Industria, Débora Giorgi, resaltó que esta empresa es la tercera en Latinoamérica con 100% de capitales nacionales y destacó que «va a duplicar su producción, y que cuenta con 34 ingenieros que hacen el software para diseñar las máquinas».

A su vez, la Presidenta remarcó «este es el secreto, seguir conquistando mercados para exportar».

Por último, la mandataria se comunicó con Morteros en la provincia de Córdoba, donde se realizó la Inauguración Fábrica de Leche en Polvo «Lactear». Allí, participaron el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Carlos Horacio Casamiquela; el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentos, Julián López; secretario General de Atilra, Luis Héctor Ponce ; Presidenta de Sociedad Rural de Morteros, Daniela Borgogno ; gerente General de Lactear, Gerardo Gastaldi; presidente de Lactear, Roberto Bosio; Empleado de Lactear, Sergio Lizardo.

 

 

 

Para leer el discurso completo hacer click en el siguiente enlace: http://www.casarosada.gob.ar/informacion/archivo/27451