Gobierno giró casi 800 millones a provincias y municipios

BUENOS AIRES- El Gobierno nacional otorgó casi 800 millones de pesos destinados a obras en infraestructura para provincias y municipios, como parte del Plan de Desendeudamiento y Crédito para Obras presentado ayer en la Casa Rosada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Este nuevo aporte de fondos para obra pública se enmarca en las transferencias de capital de la Nación a las provincias desde 2003, tal como resaltó la Presidenta al encabezar el acto en Casa de Gobierno, junto gobernadores e intendentes de todo el país.
Cristina enfatizó el crecimiento del financiamiento por parte del Gobierno nacional a los estados provinciales desde el 2003 a la fecha, que ascendió desde los 60.000 millones, a los 563.742 millones de pesos.
Esto implica que en términos de presupuesto del gobierno nacional, los giros del Ejecutivo a las provincias se incrementaron en un 907%, y en un 746%, en términos de ingresos por Coparticipación Federal.
Los montos que en esta nueva instancia, de acuerdo al anuncio de ayer, girará la Nación para el financiamiento a las provincias y municipios ascienden a 786 millones de pesos, según informó el ministerio de Economía.
Esta mañana, a través de la red social Twitter, la presidenta refirió que las obras comprenden trabajos de pavimentación, desagües, cloacas, viviendas e infraestructura urbana para las provincias y municipios de Buenos Aires, Entre Ríos, Tucumán, Río Negro, Santa Fe, Córdoba, Tierra del Fuego y La Pampa.
«Especialmente quiero referirme a la querida provincia de La Pampa y a su querido gobernador, un excelente administrador», dijo Cristina en uno de sus tuits, al resaltar «la transferencia de fondos a La Pampa para la construcción del Hospital de Alta Complejidad de Santa Rosa por 330 millones de pesos».
«Queríamos tener este reconocimiento hacia todos sus habitantes y gobernador», escribió la mandataria, quien agregó que el Poder Ejecutivo cumplió con el Acta Acuerdo 2009, en que el gobierno nacional se comprometió a financiar obras en La Pampa por hasta la suma de 500 millones de pesos.
Además, la jefa de Estado mencionó 95 millones de pesos que se autorizaron ayer en Casa de Gobierno para obras de «desagües pluviales, cloacales y de pavimentación en Entre Ríos, Río Negro y Tucumán», y otros «80 millones de pesos para la Avenida Costanera de la Ciudad de Concepción del Uruguay y tramos de dos avenidas de la ciudad de Concordia, en Entre Ríos».
Agregó que para Tucumán, se autorizaron «11 millones de pesos para la perforación y equipamiento en San Cayetano, Senón Santillán, Tanque I y Parque Percy Hill de Yerba Buena»; y «3,6 millones para cloacas en el Barrio El Trébol, en Bariloche (Río Negro)».
En lo que hace a los municipios, detalló que se otorgaron «19,8 millones pesos para la provincia de Buenos Aires, para los municipios de General Belgrano, General Arenales, General Lavalle, General Viamonte y Carmen de Areco».
Asimismo, informó que se otorgaron «26,6 millones de pesos para Santa Fe, para los municipios de Sunchales, Comuna de Alvear, Avellaneda, Casilda, Reconquista, Recreo, Santa Fe Capital y Santo Tomé».
Para la provincia de Córdoba, escribió la mandataria, se autorizó financiamiento por «17 millones de pesos para los municipios de San Francisco, Morteros y Villa María», en tanto que para Tierra del Fuego, fueron «20 millones para el municipio de Ushuaia».
Además, dijo Cristina en otro tuit, «se extiende el Programa de Desendeudamiento Federal a municipios de Buenos Aires con el gobierno provincial por 278 millones», para que «el dinero que tendría que ser para pagar deudas con la Nación, vaya a obras para todos los vecinos».
Entre los participantes del acto de ayer se encontraban el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; y los gobernadores de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; de La Pampa, Oscar Mario Jorge; de Entre Ríos, Sergio Urribarri; de Tucumán, José Alperovich; y de Río Negro, Alberto Wereltilneck, así como intendentes de las localidades beneficiarias.
Los convenios fueron refrendados en nombre del Poder Ejecutivo por el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, al frente del proyecto de «Desendeudamiento para el desarrollo», y por el titular de la cartera de Planificación Federal, Julio De Vido.